Archivo | julio 2015

Disfrutar del camino hacia el embarazo

Laura es administrativa. Acudió a Zygos con 42 años y un historial de abortos y miomas en el útero. En el momento de esta entrevista, estaba embarazada de su primer bebé. Para ella, el acercarse a los 40 supuso el “click” que necesitaba para decidirse a ser madre. Siempre mantuvo la positividad y las ganas de luchar por su embarazo. 

– ¿Cómo conociste Zygos?
– Por un familiar, que estuvo aquí en tratamiento, con éxito, por cierto.

– ¿Viniste sola o en pareja?
– En pareja. Me casé hace 4 años (con 38), aunque no es indispensable tener pareja para venir a Zygos (comenta Laura, risueña).

– ¿Llevabais mucho tiempo intentando el embarazo antes de venir a Zygos?
– Empezamos en 2011. Luego tuve un aborto espontáneo. Entonces empieza a caerte encima el peso de la edad, el reloj biológico, los 40… Tampoco puedes pedir ayuda en el sistema público porque a los 40 ya no te atienden.

Después del aborto, lo estuvimos intentando un año más pero viendo que no teníamos éxito decidimos intentarlo con Zygos. Además, tengo miomas en el útero, por lo que entendí rápidamente que sería difícil quedarme embarazada espontáneamente.

El equipo de Zygos operó a Laura de sus miomas, lo cual favoreció el embarazo. Posteriormente se realizó una FIV con óvulos donados. Con la donación se consiguieron cuatro embriones. Laura se quedó embarazada en el segundo ciclo.

– ¿Cómo te sentiste tras el primer ciclo que no funcionó?
– Me sentí un poco frustrada, con pena, pero cuando vienes a Zygos sabes las posibilidades que tienes, te las explican muy bien, firmas un consentimiento en el que te dan el porcentaje de éxito que existe -por eso, no se desanimó tras el primer intento-. Yo no quería morirme sin haber intentado tener hijos porque siempre digo: “Arrepiéntete de lo que no haces, no de lo que haces”. Hay que ser positivo y estar bien contigo mismo. Tienes que tener en la mente que si no va a adelante no es culpa de nadie. Es porque no puede ser.

– ¿Cómo valoras la atención del equipo?

– Muy bien. Cariñosos, objetivos, sin crear esperanzas falsas. Vienes muy tranquila a las visitas y a las transferencias. También me sentí muy tranquila en la operación de los miomas.

Laura explica que cuando sufrió el aborto, antes de iniciar el tratamiento con Zygos, en la Seguridad Social mostraron poco “cariño” y empatía hacia ella, a pesar de tratarse de un momento difícil, además de hacer que se sintiera “talludita” debido a que tenía 39 años en ese momento. Tampoco le explicaron otras opciones para poder ser madre. Se sentía perdida y necesitaba una “guía”.

– ¿Qué consejo le darías a una pareja que está rondando los 40 y que quiere tener un hijo?
– Que lo intenten, que vengan tranquilos, que están en manos de profesionales y que vean que es una forma de intentarlo. No hay que pensar tanto en el objetivo final sino en el camino.

Pues eso, a disfrutar del camino.

Madres solteras por elección

Os dejamos un interesante reportaje sobre madres solteras por elección, elaborado por Informativos Telecinco, en el que tuvimos la fortuna de participar.

Cada año aumentan el número de mujeres que acuden a Zygos con la intención de disfrutar de su maternidad en solitario. Tenemos un banco de semen propio (Criobanc) para realizar inseminaciones artificiales y FIV. 

¿Qué perfil tienen este tipo de madres?, ¿por qué toman la decisión de ser madres solteras?, ¿cuánto cuesta un tratamiento de reproducción asistida? Todas estas preguntas tienen respuesta en este vídeo.

Foto: Masola.org

 

 

 

 

Cuántos ciclos necesito para quedarme embarazada

Hoy vamos a conocer la historia de Patricia. Tiene 44 años y a los 36 confió en Zygos para traer a sus hijas. Tras varios ciclos, finalmente lo consiguió. Tal como ella misma explica, siempre mantuvo la esperanza y la paciencia.

-¿Cómo conociste Zygos?
– A través del ginecólogo al que yo iba. A los 36 años me casé, me quería quedar embarazada y al no logarlo rápidamente me agobié con la edad. Se lo comenté a mi ginécólogo y me dijo que fuera a Zygos para ver qué pasaba. En realidad no había ningún problema grave (producía pocos óvulos y por tanto conseguir el embarazo resultaba más difícil). Aquí (en Zygos) fue cuando empecé a hacerme mis primeros tratamientos. Conseguí quedarme embarazada a los 37 años de mi primera hija, quien ahora tiene 6 años.

Patricia se quedó embarazada en el tercer ciclo.

La segunda niña también fue con Zygos y se quedó embarazada a “la cuarta o quinta. La verdad es que ya perdí la cuenta porque soy tan feliz con mis niñas que eso me da igual”, afirma Patricia.

– ¿Qué mensaje darías a aquellas personas que se empiezan a desesperanzar cuando no consiguen embarazo a la primera o a la segunda?
– Lo más importante en un proceso de reproducción asistida es tener tranquilidad y objetividad. No te puedes agobiar en seguida porque hay gente que tiene la suerte de quedarse embarazada a la primera pero no es lo habitual. Yo siempre tenía mucha esperanza. Cuando no me quedaba embarazada a la primera me permitía dos o tres días de bajón pero después volvía a intentarlo con ánimo. Soy de las que “la sigue la consigue” y yo lo conseguí.

¿Tu pareja cómo llevó el proceso?
– Bien. Mi marido es muy positivo. Me da mucha paz. En cuanto a mí, el tratamiento siempre lo llevé bien tanto física como psicológicamente. Seguí trabajando, excepto el tiempo prescrito de reposo, pero siempre tuve una vida laboral activa.

¿Qué tipos de tratamientos te hiciste?
– Primero dos por inseminación artificial. Después hicimos FIV.

– ¿Cómo valoras la atención del equipo?
– Fenomenal. Tengo dos hijas gracias a Zygos (dice Patricia para recalcar su buena experiencia). Montse la enfermera es cariñosa y atenta.

Sobre la Doctora Graña, directora de la clínica, siempre fue muy clara en cuanto a las expectativas,  “no me creó falsas expectativas de que se iba a conseguir a la primera. Es muy práctica”.
Patricia recuerda especialmente que en el último ciclo cuando se quedó embarazada de la última niña le pusieron música. “Fue el mejor ciclo de todos. Me relajé completamente, estuve feliz y cuando terminé pensé “de esta me quedo embarazada””.

Patricia concluye diciendo que “mi experiencia fue muy positiva tanto en el trato como en el resultado” y recomienda a las parejas “que lo intenten porque al final se consigue”.

Ser madre a los 40

fotonoticia_20120618113147_800

¿Qué posibilidades hay de ser madre a los 40? Hoy nos cuenta su historia Pilar, que en 2013, cuando tenía 40 años, acudió con su pareja a Zygos para poder ser padres. Pilar sufría de una obstrucción tubárica, lo cual unido a la edad, dificultaba la concepción:

¿Cómo llegó a Zygos?

“Una amiga que había tenido un embarazo complicado estuvo ingresada en el hospital en Santiago bastante tiempo y allí conoció a mujeres embarazadas que lo habían conseguido gracias a Zygos. Cuando le comenté mi problema me dijo que había oido hablar del centro. No busqué más y pedí cita en Zygos”.

Pilar se sometió a una Fecundación in Vitro.

“El proceso fue muy rápido hasta que me implantaron el embrión. Me quedé embarazada en el primer ciclo y todo salió de maravilla. La atención de todo el equipo fue excelente, sobre todo de la enfermera Montse y la doctora Graña. Me explicaron todo el proceso y siempre con mucho cariño. Con mi edad, 40 años, las posibilidades de éxito a la primera no eran muchas pero sin embargo todo fue genial”.

Pilar prosigue recomendando Zygos:  “Mi experiencia fue muy positiva. Una de las cosas que más me gustó es que se hizo el proceso muy rápido, y eso se agradece porque psicológicamente es duro. Cuando te das cuenta ya tienes a tu bebe creciendo dentro de ti”.
Aconseja “a las parejas o mujeres que vayan a iniciar un proceso de reproducción asistida que tengan serenidad y confíen. La felicidad de tener un hijo no hay dinero que lo pague“.