Archivo | agosto 2015

Financiación en Zygos

Imagen1

Quizá con el relax veraniego os planteéis seriamente el iniciar un proceso de reproducción asistida de cara a septiembre. Queréis ser papás, lo habéis intentado por vuestros propios medios pero no habéis tenido éxito. Por eso ha llegado el momento de dejarse ayudar por especialistas que averiguarán las causas de vuestra infertilidad y os recomendarán el tratamiento más adecuado. Sin embargo, uno de los principales interrogantes cuando una pareja o una mujer soltera acude a un centro de reproducción asistida es la cuestión económica. ¿Qué tratamientos existen?, ¿cuánto cuestan?, ¿hay financiación?

El coste de un proceso de reproducción asistida depende de los tratamientos que se lleven a cabo y de cuántas veces sea necesario repetir cada ciclo. Hay que tener en cuenta que en Zygos contamos con profesionales altamente cualificados, medios técnicos de primer nivel, laboratorios y quirófanos muy avanzados y medicación de prestigiosas marcas. Ponemos a tu disposición al mejor personal y tecnología de Galicia para acompañaros en el camino de ser padres.

Cuando una pareja llega a Zygos, se le realiza un estudio completo y a partir de ahí se elabora un presupuesto a medida en función de las necesidades reales. Además, informamos a los pacientes sobre probabilidades de éxito y damos una visión realista desde el primer momento, ya que todo nuestro personal es especialista en medicina reproductiva.

En Zygos no queremos que nadie se quede sin la oportunidad de ser madre/padre debido a cuestiones económicas. Por eso ofrecemos financiación a nuestros pacientes. Tenemos acuerdos con entidades bancarias, que facilitan la financiación necesaria, con condiciones (plazos, cantidades)  muy ventajosas y sin intereses. Así, durante vuestro proceso no tendréis que preocuparos por el dinero porque, como dicen muchos de los pacientes que ya han pasado por Zygos y han tenido a sus bebés, el dinero no importa comparado con la inmensa felicidad de poder tener por fin a tu hijo en brazos. 

Cómo evitar la Corea de Huntington

ZYGOS_Bebe2

Dentro de las enfermedades raras, la Corea de Huntington es una de las de mayor incidencia. Está causada por la alteración del gen de la huntingtina situado en el cromosoma 4 del ADN. Es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que provoca graves consecuencias como la aparición de movimientos involuntarios, demencia, cambios de personalidad y afectación psiquiátrica. Tiene un patrón de herencia autosómica dominante por lo que los descendientes de una persona afectada tienen el 50% de posibilidades de heredar la dolencia. En caso de recibirla, es seguro que a lo largo de su vida la desarrollarán. Su manifestación suele producirse entre los 30 y 50 años, con un final fatal tras 15 o 20 años de progresiva incapacitación física y mental.
Actualmente no existe cura pero sí la posibilidad de no transmitirla a la descendencia, a través del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP). En Zygos analizamos  los embriones, previamente obtenidos mediante Fecundación In Vitro (FIV), para seleccionar aquellos libres de la enfermedad. Los que tras el análisis son normales se transfieren al útero materno. Esta es una solución para aquellas personas aquejadas por la enfermedad o que sospechan que pudieran portarla pero que no renuncian a la posibilidad de tener hijos sanos.

Análisis a los progenitores
A veces recibimos pacientes que creen que pueden padecer la enfermedad debido a que tienen un familiar afectado. Ante esta sospecha, ofrecemos diferentes protocolos de actuación, en función de si desean o no conocer si son portadores de la alteración genética:
“En ocasiones los pacientes quieren saber si tienen la alteración del gen aunque en esos momentos no tengan síntomas de la enfermedad, por lo que se les realizan las pruebas del gen afectado tanto a ellos como a los embriones obtenidos mediante FIV. Sin embargo, otras veces el paciente no desea conocer si es portador, pero quiere que se realice el análisis a los embriones para no tener hijos que puedan padecer la Corea de Huntington. En éste último caso, que es el más frecuente, se puede proceder de dos formas:

Realizamos las pruebas tanto al progenitor como a los embriones, pero los resultados del progenitor no le son comunicados, quedando bajo custodia del centro.

– O bien se utiliza el método “indirecto” y que es el más recomendado en el caso de progenitores con familiares afectados por la Corea de Huntington y que no desean conocer su estatus genético. La persona con riesgo no es sometida al estudio de si posee el gen alterado, por lo que nadie sabrá si padecerá Huntington en el futuro. La pareja realiza un tratamiento de FIV combinado con DGP “de exclusión”. Se analizan los embriones de forma indirecta, de modo que sólo se seleccionan aquellos que no han heredado la región cromosómica del familiar enfermo. La ventaja de esta opción es que el paciente no conoce si es portador de la dolencia, lo que no conlleva un condicionamiento para su vida”.
El DGP supone un gran avance científico para el colectivo de los afectados por la Corea de Huntington que desea tener hijos sanos.