Archivo | octubre 2015

La Asociación Galega de Corea de Huntington se presentó en Santiago de Compostela

María Graña 1

La Asociación Galega de Corea de Huntington tuvo su acto de presentación el pasado 24 de octubre en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela. Nuestra doctora María Graña, de Zygos, impartió una ponencia sobre cómo los afectados por Huntington pueden tener hijos libres de esta patología, a través del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) de embriones previamente fecundados mediante FIV.  De esta forma, los afectados por esta enfermedad pueden tener descendencia sana, lo cual es una esperanza y contribuye a la progresiva eliminación del Huntington.

En la misma jornada estuvieron Ángel Sesar, neurólogo del CHUS, y Ana Ruiz, terapeuta ocupacional del Centro de Daño Cerebral Sarela, junto a Ruth Blanco, presidenta de la Asociación Corea de Huntington Española e Iria Pérez, responsable de la delegación gallega.

El Huntington es la tercera enfermedad genética neurodegenerativa de mayor incidencia tras el Alzheimer y el Parkinson. Hay unos 4.000 afectados en España y unos 200 en Galicia. Se manifiesta entre los 35 y 45 años y su esperanza de vida, una vez que “da la cara”, es en torno a los 15-20 años.

Mediante la creación de esta Asociación Galega de Corea de Huntington, se pretende informar sobre esta enfermedad, además de ofrecer apoyo terapéutico y social a enfermos y familiares, así como trabajar para lograr concienciación sobre la importancia de la investigación.

Si quieres más información sobre la Asociación Corea de Huntington, no dudes en acudir a Zygos y te informaremos. 

 

Asociación Gallega de Corea de Huntington

1374490740_327431_1374490876_noticia_normal

Este sábado 24 de octubre estaremos como ponentes apoyando la presentación oficial de la Asociación Gallega de Corea de Huntington. Se trata de una asociación que nace para apoyar a los pacientes de Huntington y sus familiares, ofreciéndoles apoyo social y médico, información sobre terapias, etc.

El Huntington es una enfermedad todavía muy desconocida, a pesar de ser la tercera neuropatología más importante tras el Alzheimer y el Parkinson. Afecta a 4.000 personas en España y se manifiesta en torno a los 35-40 años, con una esperanza de vida de entre 15 y 20 años tras su aparición. Es una enfermedad genética, hereditaria y degenerativa, de forma que los pacientes van perdiendo paulatinamente sus capacidades cognitivas y motoras. De hecho, hace unos años se confundía con otras enfermades como el Parkinson y se la conocía vulgarmente como “el baile de San Vito”.

Entre los avances en la lucha contra el Huntington, está el de la posibilidad de tener hijos libres de Huntington, gracias al Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), a través del cual se analizan los embriones libres de Huntington (previamente fecundados en laboratorio mediante FIV) para posteriormente seleccionarlos y transferirlos al útero de la madre. De esta forma, los enfermos de Huntington no transmiten la patología a sus hijos. Incluso, si un paciente no sabe a ciencia cierta si padece de Huntington, tiene la posibilidad de que no se le revele si sufre la enfermedad, ya que supone un fuerte condicionamiento vital, mediante técnicas de análisis indirecto. Más información sobre Huntington en este artículo.

Si estás en Galicia, te esperamos en la presentación de la Asociación Gallega de Corea de Huntington este sábado 24 de octubre a partir de las 16:15 en el salón de actos del Hospital Clínico de Santiago de Compostela.

Contaremos con la presencia de Ruth Blanco, responsable de la Asociación Española de Corea de Huntington, Ángel Sesar, neurólogo del CHUS, y nuestra directora médica de Zygos María Graña,  quien explicará los avances en reproducción asistida para pacientes de Huntington.

Cartel Santiago H

 

Fertilidad después del cáncer de mama

Cancer de Mama

Como cada año, el 19 de octubre se dedica a las miles de mujeres luchadoras que se enfrentan al cáncer de mama. Desde Zygos también queremos manifestar nuestro apoyo.

El cáncer de mama representa casi un tercio de todos los tumores femeninos. En los últimos años se ha registrado un paulatino incremento del índice de supervivencia (a razón del 1,4 % anual), llegando hasta una tasa de supervivencia global a los 5 años del diagnóstico del 82,8 %. España está por encima de la media europea y en posiciones similares a los países con las mejores cifras de supervivencia.

Sin embargo la “cara B” de estos esperanzadores datos es que la radioterapia o la quimioterapia, así como otros tratamientos, como los hormonales utilizados en el cáncer de mama (antiestrógenos y análogos de la hormona GnRH o LHRH), pueden producir esterilidad en la mujer. Si bien la máxima preocupación en el momento del diagnóstico tanto de la paciente como de su equipo médico es la cura del cáncer de mama, los expertos en fertilidad recuerdan que también es importante abordar un programa de preservación de la misma. A la hora de decidir el tipo de preservación de fertilidad, tendremos en cuenta la edad de la paciente, el tipo de tumor o la urgencia del inicio del tratamiento. Por ejemplo, es muy probable que se produzca esterilidad en una mujer cercana a la menopausia o un fallo ovárico temprano en pacientes sometidas a quimio o radioterapia antes de cumplir los 30 años (un 42% sufre del citado fracaso de la función ovárica).

Para poder garantizar que una mujer podrá ser madre tras superar el cáncer de mama, en Zygos recomendamos aplicar diversas técnicas orientadas a la preservación de la fertilidad. Hay que recordar además que casi el 10% de las pacientes oncológicas tienen menos de 45 años, por lo que se encuentran todavía en edad reproductiva.

1. – Congelación de tejido ovárico.
Se extrae tejido antes de iniciar el tratamiento oncológico. Este tejido puede estar congelado durante 15 o 20 años y después se reimplanta en la paciente.
2. – Congelación o vitrificación de óvulos (el más frecuente y sencillo).
Tras un proceso de estimulación ovárica, se extraen los óvulos que han madurado en ese ciclo para que éstos sean vitrificados mediante un proceso especial de congelado que garantiza la óptima conservación. Se mantienen vitrificados hasta el momento que la mujer desee ser madre.
3.- Congelación de embriones ya fecundados.
La fecundación se realiza con óvulos y semen de la pareja o con donante anónimo. Estos embriones son vitrificados y se mantienen durante años hasta que la mujer haya superado la enfermedad y tenga deseos de tener un hijo, que será cuando se implantarán en el útero.

En cualquier caso, desde Zygos recomendamos estudiar cada caso de cáncer de mama y oncológico, para decidir la mejor opción y animamos a las pacientes a acudir a los centros especializados en preservación de la fertilidad para recibir toda la información necesaria. También abogamos por una mejor coordinación entre las unidades de oncología y las de fertilidad ya que en ocasiones las pacientes no saben a dónde acudir para preservar su fertilidad, desorientación que se agrava por el estrés del momento.
Más información sobre el proceso de vitrificación de óvulos en http://bit.ly/1ilIK5W

7 consejos psicológicos sobre reproducción asistida

Mujeres Embarazadas 38

Afrontar un tratamiento de reproducción asistida siempre es difícil. Cuando una pareja llega a la consulta de la clínica de reproducción asistida, suele venir con una mezcla de incertidumbre y esperanza. A pesar de que los tratamientos de reproducción asistida son cada vez más frecuentes debido al retraso en la edad de maternidad y otros factores, normalmente una pareja no espera tener que someterse a este tipo de tratamientos de reproducción asistida. La fertilidad es algo que se da por supuesto, por lo que cuando la pareja quiere tener hijos y descubre de pronto que no puede de forma natural y que tendrá que pasar por un tratamiento de reproducción asistida, le resulta siempre chocante y difícil. Tras la aceptación del proceso, es muy importante que exista una relación fluida y de confianza médico-paciente, basada siempre en el realismo y la honestidad. Afrontar el tratamiento de reproducción asistida con un buen soporte psicológico y apoyo por parte del personal médico, ayudará a la pareja a aumentar sus posibilidades de completar el tratamiento con éxito y no abandonar antes de tiempo. En los tratamientos de reproducción asistida, la persistencia suele ser la clave para conseguir el objetivo de tener un hijo.

En el caso de Zygos, cuando una pareja llega a nuestra consulta, se realiza un exhaustivo estudio para averiguar las causas de la infertilidad. Una vez obtenidas las conclusiones, proponemos el tratamiento y damos datos a la pareja en relación a probabilidades de embarazo. Esto ayuda a la pareja a tener una visión clara del proceso, reduciendo así la ansiedad. Además, resolvemos todas las dudas que puedan surgir a lo largo del tratamiento. Y es que durante el tratamiento la pareja, especialmente la mujer por ser la que se somete a los actos médicos, pasa por diferentes estados de ánimo: La inseguridad ante el futuro, el miedo al fracaso, la esperanza, la tristeza cuando no se produce embarazo o se sufre un aborto (es entonces cuando se vive lo que denominamos “duelo”), las dudas sobre repetir o no el ciclo, la euforia cuando se logra por fin el embarazo, etc.

Para ayudar a reducir los niveles de ansiedad y preocupación durante el tratamiento, desde Zygos recomendamos a las parejas una serie de consejos prácticos:
Paso a paso: El tratamiento tiene una serie de pasos, fases y requerimientos. Vamos a afrontar cada uno de ellos, trazándonos metas cortas.
Paciencia: Puede suceder que en el primer intento no logremos embarazo, por lo que no desesperemos ni abandonemos a la primera dificultad.
Confianza: La pareja ha de consultar todas sus dudas con el equipo médico. Debe evitar las especulaciones, el exceso de expectativas o la búsqueda compulsiva de información en Internet, que a veces puede llegar a confundir.
Otros proyectos: Aunque sabemos que para la pareja el embarazo es su máxima prioridad, es importante que tengan en su vida otros intereses y aficiones que les llenen y distraigan. Es necesario que no olviden su vida familiar y de pareja.
Expresar los sentimientos: Tanto si los miembros de la pareja están tristes como contentos, hay que compartirlo, mejor incluso si es con personas que han pasado por lo mismo. También es fundamental la comunicación entre la pareja, ya que un tratamiento de reproducción asistida puede ser estresante debido a la ansiedad, las relaciones sexuales programadas…
Técnicas de relajación: En momentos de incertidumbre, durante los días que preceden al test de embarazo (bien en sangre o por ecografía), es bueno realizar ejercicios de relajación: Paseos por la Naturaleza con los cinco sentidos, meditación, mindfulness, yoga. Nos ayudarán a calmar la mente y centrarnos en el momento presente, reduciendo la tendencia que todo ser humano tiene a la anticipación y la ansiedad por el porvenir.
Y como nos dijo en una ocasión una de nuestras pacientes, hay que “disfrutar del camino” ya que lo importante es intentar cumplir nuestro sueño de ser padres, sin centrarnos obsesivamente en el resultado final de ese ciclo del tratamiento.

En Zygos cuidamos del bienestar psicológico de nuestros pacientes a través de la confianza y el realismo. Consúltanos todas tus dudas.

Preservar la fertilidad en caso de Linfoma

logo-nos-marca-supervivientes-gepac-2015

Fuente imagen: www.gepac.es

• La incidencia de cáncer entre los 15 y los 19 años es de 202 casos por cada millón de niños cada año y es mayor la incidencia en el sexo masculino
• El linfoma representa el 20% de estos cánceres y el linfoma de Hodgkin el 12%
• Cada año son diagnosticados más de 6.000 nuevos casos de Linfoma
• Los médicos especializados en medicina reproductiva recomiendan aumentar el flujo de información médico-paciente acerca de los efectos de los tratamientos sobre la fertilidad y los métodos de preservación de la misma
• También se invita a los pacientes a preguntar a sus médicos en torno a estas cuestiones
• En Galicia existen bancos como Criobanc, que permite almacenar muestras seminales de pacientes que van a someterse a tratamientos oncológicos que puedan comprometer su fertilidad futura

El pasado 15 de septiembre se celebró el Día Mundial del Linfoma, una enfermedad cuya incidencia está aumentando en los países desarrollados probablemente debido a factores contaminantes ambientales y en general al envejecimiento de la población.
Afecta a los ganglios linfáticos, pero también a otros órganos donde hay células linfoides (bazo, tubo digestivo, hígado, pulmón, médula ósea…). Su índice de curación es del 80% si el Linfoma es tratado a tiempo. Los médicos informan sobre algunas de las secuelas que pueden aparecer tras el tratamiento, como es la pérdida de la fertilidad, por la acción del tratamiento, sobre los espermatozoides ya que se emplean fármacos agresivos que no distinguen entre células cancerígenas y reproductoras (espermatozoides y óvulos). La infertilidad o esterilidad sobrevenidas también dependen del tipo de tratamiento, el lugar del cuerpo donde se aplique o la edad.
Normalmente, cuando un paciente es diagnosticado de Linfoma, la mayor e inmediata preocupación tanto de él, su entorno familiar y de su médico es salvar la vida, por lo que cuestiones como el tener hijos quedan en un segundo plano. Sin embargo, esto puede ser motivo de arrepentimiento futuro, especialmente en el caso de pacientes jóvenes (incluso en la pubertad) y/o aquéllos que no han tenido descendencia todavía. Para preservar la fertilidad, los especialistas en medicina reproductiva recomiendan la congelación de semen y óvulos antes del tratamiento, con el fin de que éstos puedan ser utilizados una vez superado el Linfoma. Por tanto es fundamental que los oncólogos suministren información a los pacientes sobre las consecuencias del tratamiento en la fertilidad y a dónde pueden acudir para poder congelar o criopreservar ovocitos y espermatozoides, debido a que a veces falta coordinación entre las unidades oncológicas y las de fertilidad.
En relación a esto, Jesús, quien a los 25 años se enfrentó a un Linfoma, comenta que “cuando te diagnostican un cáncer lo que quieres es que todo salga bien y no piensas en los niños pero los médicos deberían aconsejarte (congelar el semen) por si quieres tener familia en el futuro. Debería de haber un convenio para saber a dónde puedes ir a congelar semen. También creo que se debería de informar a las chicas sobre métodos de criopreservación de óvulos. Pienso que debería de haber más información sobre cualquier tratamiento que traiga como consecuencia la esterilidad. Además, con más naturalidad”, termina Jesús.
Él, tras una búsqueda por su cuenta antes de iniciar su tratamiento, decidió almacenar su muestra seminal en el banco gallego Criobanc, perteneciente a la clínica compostelana Zygos. Gracias a esto, a los 31 pudo recuperar su muestra y cumplir su sueño de ser padre junto a su pareja.