Archivo | junio 2016

Reportaje sobre reproducción asistida

Hoy os dejamos con el reportaje que Informe en V (V Televisión) le dedicó a la reproducción asistida y fertilidad. Hemos tenido la oportunidad de participar hablando sobre las principales técnicas de reproducción asistida: Inseminación Artificial (IAD), Fecundación In Vitro (FIV), donación de óvulos, vitrificación de óvulos o adopción de embriones son algunos de los temas que se tratan.

Muchas gracias a V Televisión por contar con nuestra experiencia.

 

Anemia de Fanconi. Cómo evitar transmitirla

anemia de fanconi

La Anemia de Fanconi (AF) es una grave enfermedad que fue descubierta en el año 1927 por un pediatra suizo llamado Guido Fanconi. ¿Cómo afecta a la fertilidad? ¿Cómo se puede evitar?

La Anemia de Fanconi se manifiesta principalmente en niños a través de anemias y episodios infecciosos y hemorrágicos que suelen ser persistentes y severos. En 2 de cada 3 de los pacientes, los primeros signos de esta patología son malformaciones congénitas que pueden afectar al esqueleto, a la piel y a los sistemas urogenital, cardiopulmonar, gastrointestinal y nervioso central. La causa por la cual aparecen estos síntomas es la desaparición progresiva de las células sanguíneas que participan en estos procesos, los enfermos de Anemia de Fanconi poseen también una elevada predisposición al cáncer, principalmente leucemias. La fertilidad en estos pacientes se ve muy afectada en hombres, y está presenta en la mitad de las mujeres, aproximadamente.
La Anemia de Fanconi es generalmente un trastorno autosómico recesivo pero se han descrito casos con una transmisión ligada al X.

A pesar de su gravedad, la Anemia de Fanconi es muy poco conocida entre la sociedad, ya que son pocos los casos descritos en la población, por lo que está incluida en las llamadas “enfermedades raras”. En España se sospecha que existen alrededor de 100 familias afectadas.

La frecuencia de portadores aproximada es de más de uno de cada 200 individuos.

El tratamiento de elección para los pacientes con Anemia de Fanconi es el trasplante de médula ósea a partir de un donante familiar compatible. No obstante, las probabilidades de que un miembro de la familia del enfermo sea histocompatible con éste son pequeñas.

El trasplante de células de sangre de cordón umbilical, o la terapia génica, son ejemplos recientes de nuevas posibilidades que se abren en el tratamiento.

Problemas posteriores que pueden afectar a pacientes con Anemia de Fanconi:
Anomalías sexuales:
Las mujeres tienen con frecuencia retrasos de los comienzos de sus periodos menstruales, periodos irregulares y una menor fertilidad. La menopausia aparece antes, a veces en la década de los 30.
Los varones suelen tener poco desarrollados los órganos sexuales, y pueden tener menor producción de esperma y ser infértiles.

El deseo de parejas en las en las que uno de los miembros padezca AF, es además de tener hijos sanos, no transmitir la enfermedad a los descendientes. Gracias a los avances en la Medicina Reproductiva, se puede conseguir ese deseo y para ello es preciso realizar un tratamiento de Fertilización in Vitro con análisis genético de los embriones lo que se conoce como Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP). Es una técnica de reproducción asistida que permite estudiar las alteraciones genéticas y cromosómicas de los embriones basándose en su ADN antes de que se realice la transferencia de estos al útero materno. El objetivo es hacer una selección de los embriones que no van a padecer la enfermedad. De este modo se interrumpe la transmisión de la enfermedad a todos los descendientes. La importancia de esta técnica la comprenden perfectamente aquellas familias en las que existe algún miembro afectado de la enfermedad.

Esta técnica de laboratorio resulta de la combinación de las técnicas de Fecundación in vitro (FIV-ICSI) y las técnicas de genética molecular, realizándose en el embrión al tercer día de su desarrollo cuando los embriones presentan un estadio de entre 6 y 8 células y la prueba no compromete la supervivencia del mismo.

Adopción de embriones, otra forma de adopción

"adopción de embriones"

En España 33.000 familias con certificado de idoneidad están a la espera de poder adoptar a un niño. Desde 2009 los niños adoptados llegados a España han caído en un 61%, desde 3.006 menores (año 2009) hasta 1.188 (dato de 2013).

Algunas de las causas de este drástico descenso, en un proceso que ya de por sí siempre ha sido complejo, son:

– La disminución de países que aceptan adopciones. Muchos países se han cerrado para la adopción y en la actualidad sólo hay 5 que las acepten de facto.
– La complejidad de los trámites administrativos tanto en España como en los países de origen. Estos trámites pueden cambiar incluso sobre la marcha, según denuncian desde las asociaciones de familias adoptantes. A eso se unen problemas de incomunicación entre gobiernos o cambios de autoridades que pueden paralizar procesos enteros, como ocurrió con el cambio de cónsul de Nigeria en 2014.
– La transferencia de las competencias de adopción a las comunidades autónomas, que dificultan las relaciones con los países de origen, ya que muchos de ellos no aceptan a la comunidad autónoma como interlocutor válido, lo que complica trámites como la firma de convenios bilaterales. A esto se une las diferentes legislaciones existentes en cada comunidad.

Toda esta maraña burocrática hace que los procesos de adopción se dilaten durante varios años, hasta 9 en el caso de que se quiera adoptar a un niño español. El paso del tiempo también es una dificultad añadida. Los padres candidatos a la adopción van cumpliendo años y la edad supone un obstáculo porque entre ellos y el futuro hijo no puede haber una diferencia mayor de 40 años. 

Ante este panorama, muchas parejas optan por la adopción de embriones en centros como Zygos. 
Estos embriones provienen de otros procesos de reproducción asistida. En muchos de estos tratamientos se generan embriones que quedan congelados en el laboratorio cuando se logra un embarazo a término. Entonces los padres pueden donar los embriones para otras parejas.

La adopción de embriones permite disfrutar de la etapa de embarazo, parto y bebé recién nacido. Se les da unos nuevos padres a estos embriones. Además es un proceso más rápido, económico y eficaz que la adopción tradicional.

En Zygos atendemos a parejas que, tras llevar años inmersos en trámites de adopción interminables, deciden acudir a la adopción de embriones. También hay personas que llegan a nosotros después de haberse informado sobre los procesos de adopción y comparar las diferencias entre la adopción “tradicional” y la adopción de embriones.

Asimismo, hay países que no aceptan a mujeres solteras o parejas homosexuales en los procesos de adopción, por lo que la adopción de embriones es una alternativa para cumplir su sueño de tener un hijo.

Si estáis pensando en adopción, venid a Zygos a informaros sobre la adopción de embriones.

Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad

endometriosis

La endometriosis es una enfermedad hormonodependiente, relativamente frecuente, que afecta a un 10 -15% de las mujeres en edad fértil, desde la primera regla hasta la menopausia, aunque en algunas ocasiones, la endometriosis puede persistir después de la menopausia. Su incidencia es creciente y afecta a millones de mujeres en todo el mundo.

Sucede cuando existen células del endometrio fuera del útero, es decir, no solamente en su lugar original. Este tejido es capaz de asentarse en cualquier otro lugar del abdomen como ovarios, intestino e incluso en lugares más lejanos como en los pulmones y origina sangrados en los períodos de menstruación, en el lugar que se encuentren estas células y origina un proceso inflamatorio que da lugar a adherencias entre órganos próximos y formaciones a modo de finas membranas.

A pesar de décadas de investigación sobre este tema, se desconoce cuál es la etiología de esta enfermedad y todavía no se tiene una explicación concreta de los motivos por los que no todas las mujeres la padecen.

La endometriosis se clasifica en cuatro fases (I: mínima; II: leve; III: moderada; y IV: grave) en función de la ubicación, extensión y profundidad de los focos endometriósicos; la presencia y gravedad de las adherencias o “telillas”, la unión de órganos próximos por lesiones debidas al sangrado.

SÍNTOMAS DE LA ENDOMETRIOSIS: No siempre da síntomas y en ocasiones es diagnosticada de forma casual.
Si ocasiona molestias, suelen ser:
Dolor pélvico: es el síntoma más importante de la endometriosis y Las manifestaciones dolorosas de esta enfermedad pueden ser varias:
a) Dismenorrea (reglas dolorosas). Presente entre 50-91 % de las mujeres que tienen endometriosis.
b) Dispareunia (dolor con las relaciones sexuales). Presente entre 25-40 % de estas mujeres.
c) Dolor pélvico crónico: dolor en la zona abdominal, que se hace persistente o continuo.

Sangrados uterinos anormales: se pueden presentar como un pequeño manchado entre reglas (spotting).

Infertilidad: En pacientes que consultan por esterilidad, entre un 24% a 50% tienen esta patología.
La endometriosis puede alterar la fertilidad a través de varios mecanismos:

• Inflamación dentro del abdomen que impida la unión entre el óvulo y el espermatozoide.

• Adherencias pélvicas que impidan el movimiento normal de las trompas o incluso las obstruyan.

• Endometriosis en los ovarios que impida la normal ovulación.

Otros síntomas poco frecuentes dependientes de la localización de los focos endometriósicos: como derrames pleurales, dolor de ciática, disquesia (dolor al defecar)…

El diagnóstico de la endometriosis no puede hacerse sólo en base a los que presente cada paciente. Por lo tanto, deberán realizarse exploraciones complementarias para concretar la existencia y el grado en cada paciente. El hallazgo puede ser casual en una visita rutinaria.

1. Exploración ginecológica: El ginecólogo puede apreciar un cierto grado de inmovilidad o fijación de los ovarios a la pared uterina o al fondo vaginal. Pero son necesarios exámenes adicionales que confirmen el diagnóstico.

2. Ecografía: Es una técnica importante para el diagnóstico de endometriosis ovárica. La imagen es relativamente típica, observándose quistes ováricos con un patrón específico.

3. Análisis sanguíneos

• Estudios recientes señalan un incremento del llamado marcador CA 125 en sangre en mujeres que padecen endometriosis.

4. Laparoscopia: cirugía que permite observar el interior del abdomen. Se lleva a cabo bajo anestesia y se realiza en quirófano. A través de una pequeña incisión en el ombligo y ambos lados del pubis se introducen la óptica y los instrumentos de trabajo. La visión directa puede indicar que existe endometriosis, pero será la Anatomía Patológica de un fragmento de la zona la que confirme o no si se trata de tejido endometrial.

No existe tratamiento curativo para la endometriosis, pero se pueden tratar sus síntomas con analgésicos o cirugía si fuese preciso pero no es un impedimento para conseguir tener hijos.