Archivo | septiembre 2016

Qué es la estimulación ovárica

estimulacion-minima-ovarica

La estimulación ovárica es una de las técnicas más frecuentes dentro de un tratamiento de reproducción asistida. Tiene como finalidad aumentar las probabilidades de éxito del tratamiento de reproducción asistida. Cuantos más óvulos haya, más probabilidades de fecundación tanto si es Inseminación Artificial (IA) como Fecundación In Vitro, donde es importante tener varios óvulos que se puedan fecundar para dar lugar a varios embriones.

La estimulación ovárica se realiza mediante el uso de fármacos, cuya acción es similar a la de las hormonas naturales que produce la mujer, pero empleando dosis más elevadas. Está indicada en aquellos casos en los que la mujer no tiene ovulación (anovulación), trastornos glandulares que afecten al funcionamiento ovárico y otras alteraciones.

La estimulación ovárica permite garantizar y anticipar el momento exacto de la ovulación así como la correcta maduración del óvulo que se inseminará. Suele durar entre 8 y 14 días y empieza el segundo o tercer día de la menstruación.

Durante el tiempo que dura la estimulación ovárica, la mujer recibe una inyección diaria de las hormonas implicadas en la regulación de la reproducción, las gonadotropinas (la FSH y la HMG).

En Zygos pautamos la estimulación ovárica en función de las características de cada paciente. Además, realizamos controles regulares mediante ecografías y análisis de sangre para comprobar el crecimiento y la maduración folicular. Así determinamos el mejor día para realizar la extracción de óvulos o inseminación.

Para la maduración de los óvulos se utiliza normalmente la hormona HCG: a las 36-40 horas después de la administración de esta hormona se produce la ovulación, que es la expulsión de los óvulos desde los ovarios hasta la trompa. Esto permite planificar cuándo realizaremos la Inseminación Artificial o la extracción quirúrgica de los óvulos en el caso de Fecundación in Vitro.

Todo este proceso de estimulación ovárica conlleva un seguimiento exhaustivo por parte del personal de Zygos. La paciente puede consultar sus dudas en todo momento de forma que se sienta acompañada durante la estimulación de la ovulación, como parte de su tratamiento de reproducción asistida.

Cómo hablar a nuestros hijos de la ovodonación

ovodonacion

Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo que supone para padres o madres tener que recurrir a la donación de óvulos o semen (o ambos). Algunos de ellos pasan por lo que se denomina el “duelo genético”, que es el proceso de aceptación de que sus hijos no podrán llevar su mismo material genético.

Existe miedo al rechazo a la idea por parte de los hijos; que éste pueda sufrir una crisis del identidad; preocupación por el “qué dirán” de las personas del entorno (no olvidemos que todo el mundo tiene tendencia a buscar parecidos entre los bebés y los padres en cuanto nacen) o incluso deseos por parte del niño de conocer a la donante.

“¿Entonces, le cuento o no a mis hijos que provienen de ovodonación?”, se preguntan los padres. Los especialistas recomiendan contarlo. Desde que son pequeños se debe afrontar el tema con naturalidad y acorde a la edad. Antes de los 6 años, se les puede explicar que el óvulo (o el semen) venía de otra mujer u otro hombre, pero que sus papás siguen siendo sus papás ya que mamá lo llevo en su vientre (esto suele ser lo que más interesa a los niños). A medida que crezcan, se pueden ofrecer explicaciones más técnicas y profundas en función de la capacidad e intereses del niño.

De esta forma, el niño desde pequeño conocerá su origen y lo asumirá con naturalidad y sin traumas. Pensemos que resultaría peor que se enterara de mayor por terceras personas o por acontecimientos como por ejemplo una enfermedad que le obligara a investigar en los antecedentes clínicos familiares.

Además, aunque en la donación de óvulos y semen se buscan características fenotípicas similares a la de los padres y la epigenética ha demostrado que la madre modifica el material genético del feto en las primeras semanas de gestación, siempre existirán diferencias físicas o en el carácter entre padres e hijo. Por tanto, es importante que el niño conozca el origen de estas diferencias y las entienda con naturalidad.

Asociaciones de madres solteras como Masola disponen de cuentos específicos para contarles a los niños su origen genético http://bit.ly/2cJJceI

Nuestro equipo: Doctora María Graña

María Graña

Iniciamos aquí una serie de artículos para presentar al equipo de Zygos, todas las personas que trabajamos para ayudar a las parejas a cumplir su sueño de ser padres.

Hoy empezamos por nuestra fundadora y cabeza visible, la doctora María Graña. Es Licenciada en Medicina por la Universidad de Santiago de Compostela y Doctora en Medicina y Cirugía. Además es especialista en Obstetricia y Ginecología y Reproducción Humana, entre otras áreas. Es miembro de la Sociedad Española de Fertilidad (S.E.F.) o de la Sociedad Europea de Esterilidad, Reproducción Humana y Embriología (ESHRE).

Ha participado en diversos proyectos de investigación y pertenece al Grupo de Investigación Genómica de  la Universidad de Santiago de Compostela.

La doctora Graña siempre afirma que “me encanta cuando una pareja viene a Zygos a presentarnos a su bebé. Ayudamos a cumplir sueños”. Tanto para ella como para todo el equipo de Zygos esta es una de las partes favoritas de nuestra labor.

Sobre los servicios que ha puesto en marcha en Zygos, la doctora Graña comenta que “Zygos es uno de los centros punteros de España. Nos diferenciamos en que somos el único centro de España con todos los tratamientos de reproducción asistida (FIV-ICSI, IA…), incluida la novedosa técnica con GnRH pulsátil, especial para estimular la fertilidad.

Mediante avanzadas técnicas como el Diagnóstico Genético Preimplantacional, realizamos análisis de embriones para comprobar su viabilidad y descartar posibles enfermedades genéticas. Esto aporta tranquilidad a las parejas ya que así sabrán que tendrán un bebé sano.

Además, tenemos banco de semen propio (Criobanc) y realizamos vitrificación de óvulos, para que una mujer pueda ser madre cuando decida o proteger la fertilidad ante tratamientos oncológicos, tanto en mujeres como en hombres (congelación de semen).

Nuestras altas tasas de embarazo y los bebés que han nacido con nosotros, avalan la fiabilidad de Zygos”.

Puedes ver más sobre el curriculum de la doctora Graña aquí http://www.zygos.es/es/clinica/equipo-humano

¿Por qué no consigo quedarme embarazada?

test-de-ovulacion-780x332

Si llevas tiempo queriendo quedarte embarazada de forma natural pero no lo consigues puede ser debido a varios motivos. Aquí te presentamos algunas de las causas más frecuentes pero te recordamos que lo más conveniente es consultar con un especialista para que estudie tu caso particular. Esto es especialmente importante si ya tienes más de 35 años, ya que el tiempo es oro si fuera necesario inciar un tratamiento de reproducción asistida:

Ovulación: Es importante controlar bien los ciclos de ovulación ya que si conocemos el momento en el que nuestros ovarios liberan el óvulo, podremos calcular nuestros días fértiles. Si contamos el primer día de menstruación como el inicio del ciclo de ovulación, normalmente el óvulo se libera entre el día 12 y el 16 del ciclo. Son los días más aptos para mantener relaciones sexuales sin protección ya que es cuando existen más posibilidades de que el espermatozoide fecunde al óvulo. También se puede producir embarazo antes de la ovulación ya que el esperma permanece vivo dentro del cuerpo de la mujer entre 48 y 72 horas.

Si tienes ciclos irregulares, escasez de óvulos u óvulos de mala calidad, en Zygos podemos ayudarte mediante tratamientos de estimulación ovárica, inseminación artificial (IA) y Fecundación In Vitro (FIV).

Edad: La especie humana es la más ineficaz a la hora de lograr embarazo. Se calcula que a los 20 años, periodo de máxima fecundidad, la tasa de embarazo es de en torno al 25% mientras que a los 35 está entre el 8 y el 10%. Además, a partir de esta edad se produce una drástica disminución de la calidad y cantidad de óvulos.

Frecuencia de relaciones sexuales: Conseguir un embarazo lleva más tiempo del que parece. Se estima que sólo un 25% de las parejas logran embarazo en el primer mes de relaciones sexuales sin protección. Un 60% se queda embarazada después de dos o tres meses y un 85% lo logra tras un año. Por esta razón se recomienda mantener relaciones sexuales con una frecuencia diaria o casi diaria.

Salud de la mujer: El estrés, la ansiedad, el alcohol, las drogas, el tabaco, la obesidad o la mala alimentación pueden influir en la fertilidad, además de enfermedades como el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), miomas o endometriosis, de los que ya hemos hablado en otras ocasiones.

Antes de buscar embarazo es recomendable acudir a un especialista para realizarse un chequeo médico, comenzar a tomar suplementos como ácido fólico y revisar los hábitos de vida.

La salud del hombre también influye ya que puede ser que el semen sea de mala calidad o exista cualquier otra patología masculina que impida el embarazo.

Número de intentos en reproducción asistida: Si estás en un tratamiento de reproducción asistida y todavía no has logrado embarazo, debes saber que esto es absolutamente normal. Es muy infrecuente lograr embarazo en el primer intento. Las probabilidades de embarazo aumentan a medida que se repiten los ciclos. Por tanto, no desesperes.

Si llevas más de un año intentando concebir sin éxito de forma natural, ven a Zygos a realizar tu consulta. Estamos para acompañarte en el camino de tener un hijo.

Embarazos múltiples. ¿Mito o realidad?

gemelos

Existe el mito de que los tratamientos de reproducción asistida siempre dan lugar a embarazos múltiples. Sin embargo esto no es real ya que en los últimos años las técnicas de reproducción asistida han avanzado mucho en cuanto a su eficacia. Así en la fertilización in vitro se obtienen embriones que tienen mayor probabilidad de implantarse en el útero y consecuentemente dar lugar a una gestación.

En la actualidad tan sólo un 24% de los embarazos son múltiples.

En el caso de la Inseminación Artificial (IA), los embarazos múltiples se producen cuando la mujer es estimulada con dosis elevadas de hormonas o durante más días de los precisos. Se produce la maduración de varios óvulos, seguida de la ovulación “múltiple” y todos ellos pueden ser fecundados por los espermatozoides de la inseminación. Si la dosis de estimulación es baja, no se corre este riesgo. Siempre que una mujer sea sometida a tratamiento para estimular la ovulación debe de ser controlada ecográficamente para detectar el número de óvulos que están madurando. En el caso de que haya un número elevado de ellos, está indicado “no realizar” la inseminación para evitar el riesgo de embarazo múltiple, pues la inseminación consiste en introducir un concentrado de espermatozoides en el interior del útero para que ellos mismos fecunden los óvulos y esta parte del proceso no puede ser controlada ya que tiene lugar de forma natural por lo que existe mayor probabilidad de embarazos múltiples en forma de mellizos o gemelos.

En el caso de la Inseminación Artificial (IA), el porcentaje de embarazo múltiple es del 12%.

Recordemos que los conceptos “mellizos” y “gemelos” son diferentes. Los gemelos surgen de la división de un mismo óvulo fecundado, por lo que comparten carga genética, sexo y rasgos físicos. Los mellizos surgen de dos óvulos distintos fecundados por lo que comparten rasgos físicos pero no al nivel de los gemelos y además pueden ser de distinto sexo. Aunque la terminología no científica emplea el término gemelos en general para ambos casos, de ahí que se hable siempre de embarazo gemelar.

En el caso de la Fecundación In Vitro (FIV), el aumento de probabilidades de mellizos proviene del hecho de que se transfieren al útero más de un embrión (La Ley de Reproducción Asistida limita el número máximo a 3), si bien los pacientes pueden decidir transferir menos. La transferencia de más de un embrión es para aumentar las probabilidades de embarazo, en función de los antecedentes previos o la edad de la madre. Al implantar 2 o 3 embriones se incrementan las probabilidades de que alguno de ellos ocasione un embarazo a término.

En la actualidad, el reto de la reproducción asistida es lograr que sólo sea necesario implantar un embrión, con el fin de evitar embarazos múltiples, aunque por supuesto siempre existirá la posibilidad de que se produzca la denominada como “gemelación espontanea”, es decir, que el embrión se divida en dos y dé lugar a gemelos. De todas formas, en la naturaleza, la gemelación es un proceso relativamente poco frecuente.

Si se produce un embarazo múltiple, es necesario realizar un seguimiento exhaustivo del mismo, por parte de los médicos ya que se consideran embarazos de riesgo y existe la posibilidad de partos prematuros que pueden ser causa de lesiones importantes en los recién nacidos.