Archivo | octubre 2016

¿Cuánto tiempo debo esperar tras un aborto?

aborto

En un proceso de reproducción asistida podemos encontrarnos con el caso de que se produzca un embarazo pero que la mujer sufra un aborto a los pocos días de la implantación del embrión en el útero.

Este tipo de aborto se conoce como aborto “bioquímico” y es más frecuente de lo que parece. De hecho, en los tratamientos de reproducción asistida sabemos que se ha producido un aborto bioquímico cuando a los 14 días de la inseminación artificial o transferencia embrionaria hacemos la denominada prueba beta-hCG. Se trata de un análisis de sangre a través del que comprobamos la presencia de la hormona beta-hCG, la cual es generada por el embrión y pasa a la madre a través de la placenta. La presencia de esta hormona es signo inequívoco de embarazo. Sin embargo, si al repetir la prueba a los pocos días ésta sale negativa, esto es indicativo de que se ha producido un aborto bioquímico.

Hay muchas razones por las que se pueden producir abortos en los primeros días o semanas de gestación. Cuando una mujer ha sufrido varios abortos se considera que estos son de “repetición” por lo que es necesario averiguar las causas. En Zygos aplicamos la técnica DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional) que permite averiguar las razones por los que los embarazos no llegan a término.

¿Cuánto tiempo hay que esperar tras un aborto?
Cada caso debe ser estudiado porque depende del número de semanas en el que se produjera el aborto, las razones y el estado de salud de la mujer. En general tras un aborto se puede volver a intentar concebir tras la primera menstruación, ya que es señal de que el cuerpo está ovulando de nuevo.

En cualquier caso, se recomienda esperar a que la mujer esté recuperada tanto psicológicamente (no olvidemos que un aborto es una pérdida) como físicamente debido a que días después de un aborto se pueden producir sangrados, especialmente si se ha hecho legrado para limpiar el útero de los restos del embarazo.

Normalmente tras un aborto bioquímico existen altas probabilidades de lograr un nuevo embarazo. Esto es porque el útero está especialmente irrigado y además ya se ha demostrado el éxito en la primera implantación, aunque ésta no haya llegado a término.

Si has sufrido uno o más abortos por causas desconocidas, en Zygos podemos ayudarte a averiguar las causas y lograr embarazo a término. Y si estás en un tratamiento de reproducción asistida y has sufrido un aborto en el primer intento, no te desanimes ya que habrá más oportunidades.

Qué es el sangrado de implantación

sangrado-implantacion

Cuando una mujer busca un embarazo, uno de sus peores momentos es cuando aparece la menstruación, ya que es el signo evidente de que no se ha producido embarazo durante ese ciclo.

Sin embargo, existe lo que se conoce como “sangrado de implantación”, que es el sangrado que se produce cuando el embrión se adhiere a la pared del útero. Se puede llegar a confundir con la menstruación ya que ambos procesos tienen características similares por lo que es muy importante distinguir el sangrado de implantación de la menstruación.

Qué es el sangrado de implantación
Cuando un óvulo es fecundado por un espermatozoide, pasa por diversas fases durante los siguientes días, que se conocen como “cigoto” (primera célula fecundada), “mórula” (a las 72 horas) y “blastocito” (al quinto día de fecundación).

En el momento en el que el blastocito anida en el útero es cuando empezamos a hablar propiamente de “embrión”.

El sangrado de implantación se da al adherirse el embrión al endometrio (mucosa que recubre el útero). Este sangrado viene porque el blastocito despliega una serie de prolongaciones que le permitirán “agarrar” firmemente la pared del útero y así “enterrarse” en el endometrio para que el feto pueda desarrollarse y recibir nutrientes. En este proceso de anidación en el útero, se rompen pequeñas venas y arterias que irrigan el endometrio, de ahí el sangrado.

La implantación ocurre a los cinco o seis días de la fecundación. Por esta razón a veces se confunde con la menstruación.

A los catorce días tras la fecundación, el embrión ya está firmemente implantado.

Características del sangrado de implantación
El sangrado de implantación puede ser una simple gota de sangre o un flujo más abundante pero que no llega a la cantidad de sangre de una menstruación habitual. Tiene un color rojo oscuro o marrón y dura entre uno y dos días. Otros síntomas pueden ser sensibilidad en el pecho, malestar, cansancio, nauseas o aumento de la temperatura basal. Pero cuidado con estos últimos síntomas ya que también son los de la menstruación.

Para salir de dudas lo mejor es realizar una prueba de embarazo. En el caso de tratamientos de reproducción asistida es lo que denominamos la prueba “beta” (medición de la hormona de embarazo Beta hCG), que se hace a los catorce días de la inseminación artificial o la transferencia embrionaria, ya que es cuando el embrión se ha implantado con más seguridad.

Equipo Zygos: Montse Pallas, responsable enfermería

equipo zygos

Continuando con la presentación del equipo de profesionales de Zygos, hoy nos centramos en Montse Pallas, la responsable de la unidad de enfermería. Nos cuenta en qué consiste su trabajo y qué es lo que más le gusta de él:

La función fundamental se dirige a “cuidar de la pareja” durante todo el proceso de reproducción asistida para que las condiciones en las que se realizan los ciclos sean las mejores posibles, haciendo incapié en varios aspectos:

· Apoyo emocional: implicándose en el tratamiento y sirviendo de soporte psicológico a lo largo de todo el proceso tanto física como psicológicamente. Procuramos detectar problemas emocionales y los intentamos solucionar o mejorar conjuntamente con los pacientes.

· Labor educativa: explicando las pautas de administración de medicación, y muchas veces de educación para la salud (para mejorar el estilo de vida).

· Continuidad de cuidados: participamos desde los cuidados antes de la concepción y la valoración inicial de nuevos pacientes hasta el final del ciclo de tratamiento, ofertando apoyo continuo tanto presencial como telefónico en cualquier momento que así lo demanden.

· Relación enfermera-paciente: llevamos a cabo un contacto personal e individualizado e intentamos crear un ambiente terapéutico para que puedan expresar emociones, dudas, quejas, sugerencias… Se intenta ser la persona de referencia para cualquier cosa que necesiten.

· Trabajo en equipo: la enfermera en reproducción asistida servimos como nexo de unión entre el paciente y el médico y entre éste y, muchas veces, el resto del equipo multidisciplicar, gestionando todos los aspectos del tratamiento. Ya tenga que ver con personal, medios técnicos o recursos materiales, coordinamos todos los departamentos implicados para que todo cumpla su propósito y el proceso se realice de la mejor manera posible.

Una de las cosas más apasionantes de mi trabajo es ver los logros de Zygos con el nacimiento de niños sanos. En este momento vemos que todos los esfuerzos han merecido la pena. Es gratificante que una pareja se acuerde de nosotros cuando nace su bebé y nos lo tenga en reconocimiento viniendo a mostrar el niño o mandando una foto “.