Campaña de Zygos para fomentar la donación de óvulos

“Un pequeño acto capaz de cambiar vidas” es el nombre de nuestra campaña para fomentar la donación de óvulos.

Tal como afirma nuestra doctora María Graña, “hoy en día nadie duda del valor solidario de donar sangre, pero todavía no existe concienciación sobre la donación de óvulos, a pesar de que de ellos dependen muchas parejas para realizar un tratamiento con éxito”.

Los niños no vienen de París por lo que tener hijos es una proeza para muchas mujeres quienes, por diferentes circunstancias, no pueden ser madres con sus propios óvulos, de ahí la necesidad de contar con la solidaridad y generosidad de otras mujeres que puedan ofrecerles los óvulos de un ciclo menstrual, que ellas no utilizarán para tener un hijo y por tanto esas células se perderán por muerte celular.
Esta necesidad de donación de óvulos es cada vez mayor, teniendo en cuenta que la infertilidad es un problema común en el mundo actual. Por esta razón desde Zygos lanzamos la campaña “Un pequeño acto capaz de cambiar vidas”, dirigida a impulsar la conciencia social sobre la importancia de donar óvulos.

Las candidatas para la donación han de ser mujeres de entre 18 a 35 años. Al iniciar el proceso, se lleva a cabo un exhaustivo chequeo médico para comprobar el estado de salud de la mujer y descartar enfermedades hereditarias. Se realiza historia clínica con antecedentes personales y familiares, exploración ecográfica, ginecológica y analítica de serologías.

Un proceso que no interfiere en la vida de la mujer

“Todo el proceso suele durar un máximo de 14 días y no supone ninguna interferencia en la vida cotidiana de la donante. Comienza con una estimulación ovárica durante 8 días y posteriormente se realiza la extracción de los óvulos mediante una sencilla punción transvaginal en la que la paciente está sedada, de forma que no siente ninguna molestia. Se trata de una acción ambulatoria que apenas dura 20 minutos. Tras la punción, la donante permanece en observación tres horas, tras las cuales puede continuar con sus actividades habituales.

Una reticencia en las donantes es el miedo a que sus datos sean revelados. “La ley garantiza que la donación será anónima y los receptores jamás conocerán la identidad de la donante, ya que su historial es confidencial”, prosigue Graña.

A las donantes se les gratifica por su tiempo dedicado aunque, tal como afirma la doctora Graña, “por nuestra experiencia sabemos que para la mujer lo más importante es la satisfacción de saber que está ayudando a otras parejas. La prueba es que muchas repiten el proceso de donación en nuestro Centro”.

Si quieres donar ponte en contacto con Zygos a través del teléfono 981934112.

pROCESO-Donacion-ovulos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *