Esperanza en la reproducción asistida

Yolibeth y Carlos

Yolibeth y Carlos

“Un pequeño acto que puede cambiar vidas”.Parejas que un día decidieron no rendirse a pesar de las dificultades, acudieron a Zygos con el fin de encontrar en la reproducción asistida un camino para poder ser padres: Confianza, tranquilidad y profesionalidad son algunos de los aspectos que destacan nuestras pacientes.

 

Al igual que otras muchas mujeres independientes, Carmen sintió que había llegado su momento de ser madre, así que decidió ir a Zygos para realizar una inseminación artificial. Cuando llegó a Zygos  se sintió “cómoda” y desde el inicio tuvo una visión realista de la situación.  “Son muy atentos, te explican claramente las posibilidades, los tratamientos, todo lo que realizan”. Si tuviera que darle un consejo a otras mujeres en su situación, les diría que “lo intenten y que se puede con todo”.

Antes de acudir a Zygos, Yolibeth había estado embarazada pero los médicos decidieron interrumpir el embarazo en la semana 26 de gestación, debido a graves problemas en el feto. Esto, unido a otras dificultades que afectaban a su fertilidad, hicieron que Yolibeth y Carlos (su pareja) fueran directamente a Zygos para lograr ser padres mediante la reproducción asistida. Teniendo en cuenta los antecendentes, en Zygos  les recomendaron un Diagnóstico Preimplantacional (DGP) para comprobar que los embriones no tuvieran ningún tipo de anomalía o enfermedad incompatible con la vida. En su caso, de los 6 embriones estudiados, sólo 1 era viable (el que hoy es su bebé).

Carlos destaca que el DGP evita “problemas y sorpresas” sobre todo si se ha tenido una mala experiencia.  “Si uno se somete a un proceso de reproducción asistida , lo que te importa es tener tranquilidad,  saber que vas a tener un hijo y que todo va a ir bien”. Además, dice que en Zygos “te hacen sentir como una pequeña gran familia“.

Pilar nos conoció a través de amigas comunes que habían tenido a sus hijos gracias a tratamientos de reproducción asistida en Zygos. Ella sufría de una obstrucción tubárica que le impedía quedarse embarazada por métodos naturales. En Zygos se sometió a un proceso de Fecundación in Vitro (FIV):“Fue muy rápido hasta que me implantaron el embrión. Me quedé embarazada en el primer ciclo y todo salió de maravilla. Tenemos un niño maravilloso gracias a Zygos. Nunca podré agradecerle a la doctora María Graña, que gracias a ella pude llevar a mi bebé en mi vientre y ser mamá”. Añade que “me explicaron todo el proceso y siempre con mucho cariño” y termina recordando “la felicidad de tener un hijo”.

*Carmen (42) soltera. Tuvo a su bebé en 2013.

*Yolibeth (41) y Carlos (33) se quedaron “embarazados” tras someterse a un DGP.

*Pilar (42) en pareja. Tuvo a su bebé en 2013. Se quedó embarazada en el primer ciclo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *