Archivos etiquetas | adopcion de embriones

Cómo superar el duelo genético

duelo genético

El llamado “duelo genético” es el proceso de tristeza o dolor moral por el cual algunos hombres y mujeres pasan cuando reciben la noticia de que no podrán utilizar sus gametos para concebir a sus hijos.

En muchas ocasiones en un proceso de reproducción asistida el especialista comunica a la pareja que no podrá utilizar los óvulos o los espermatozoides debido a diferentes causas. Entonces es cuando se recomiendan opciones como:

Ovodonación: Una mujer dona sus óvulos a otra, que luego se fecundan en el laboratorio, con el semen de la pareja o de un donante, mediante FIV. Posteriormente se transfiere el embrión al útero de la mujer receptora
Donación de semen, a través de nuestro banco de semen Criobanc: Se recurre a semen de donante cuando el semen de la pareja no tiene capacidad para fecundar, o no existen espermatozoides en el eyaculado o bien la mujer no tiene pareja masculina como el caso de mujeres solteras o con parejas del mismo sexo.
Donación de embriones: Cuando no hay la posibilidad de utilizar los gametos de uno de los miembros de la pareja o de ambos, existe una opción reproductiva que consiste en “adoptar” los embriones procedentes de otros tratamientos de reproducción asistida, cuyos pacientes lograron embarazo y decidieron donar los embriones congelados a otras parejas.

Técnicamente estos tratamientos ofrecen unos elevados porcentaje de éxito y se presentan como una opción ante la imposibilidad de utilizar los propios gametos, pero a veces los pacientes son reticentes a aceptar gametos que no son propios. Sienten tristeza y frustración ante la idea que su futuro hijo no vaya a contar con el material genético de uno o de ambos. Se plantean dudas sobre su vinculación con el niño, experimentan frustración porque piensan que su futuro bebé no tendrá sus rasgos físicos o miedo sobre cómo afrontar posibles preguntas del niño sobre su origen.

Este miedo y dolor se conoce como “duelo genético” y es necesario afrontarlo. Para ello los psicólogos recomiendan hablar abiertamente sobre el tema y mucha comunicación entre los miembros de la pareja. Más allá de la carga genética, los especialistas aconsejan centrarse en el objetivo final, que es tener un hijo, las razones por las que la pareja quiere emprender el camino de la paternidad y todos los sentimientos positivos que le inspira la llegada de su vástago.

Una vez pasado un tiempo prudencial en el que la pareja deberá aceptar sus sentimientos y “dejarlos que fluyan” poco a poco, comienza a ver la ovodonación, donación de semen o adopción de embriones como las soluciones para cumplir su sueño de tener un hijo. Logra “reilusionarse” con la probabilidad de tener a su bebé. Es entonces cuando se encuentra ya preparada para comenzar con alguna de las varias opciones que brinda la reproducción asistida.

Además, en este caso la ciencia está a nuestro favor. Recientes estudios han demostrado que la madre es capaz de modificar genéticamente la expresión de los genes del embrión en las primeras semanas de gestación, en un proceso que se explica por la nueva disciplina que es la “epigenética”. Es decir que el vínculo entre madre e hijo, durante la gestación es tan íntimo que esa interrelación condiciona la expresión genética de ese niño. De ese modo sucede ya con los propios hermanos de los mismos padres pues no todos son idénticos ni física ni psicológicamente a pesar de proceder de los gametos de ambos padres.

En todo caso, todos los pacientes de Zygos, hayan pasado o no por un duelo genético, coinciden en afirmar que, cuando logran tener a sus hijos en brazos, se les olvida todo el tratamiento de reproducción asistida y los sentimientos de frustación que pudieron sufrir en algún momento del proceso.

Adopción de embriones. Respuestas

Os dejamos con un artículo sobre adopción de embriones que la web En Femenino publicó con la colaboración de Zygos.

Recordad que la adopción de embriones es una técnica de reproducción asistida rápida y económica que permite adoptar los embriones procedentes del proceso de reproducción asistida de otra pareja. Cuando en un tratamiento de reproducción asistida “sobran” embriones porque la pareja logra embarazo, puede optar por donar los embriones a otras parejas. De esta manera estos embriones tendrán unos nuevos papás.

Descubre en qué consiste la adopción de embriones aquí http://bit.ly/29lETCS

adopcion-de-embriones-767x517

Adopción de embriones, otra forma de adopción

"adopción de embriones"

En España 33.000 familias con certificado de idoneidad están a la espera de poder adoptar a un niño. Desde 2009 los niños adoptados llegados a España han caído en un 61%, desde 3.006 menores (año 2009) hasta 1.188 (dato de 2013).

Algunas de las causas de este drástico descenso, en un proceso que ya de por sí siempre ha sido complejo, son:

– La disminución de países que aceptan adopciones. Muchos países se han cerrado para la adopción y en la actualidad sólo hay 5 que las acepten de facto.
– La complejidad de los trámites administrativos tanto en España como en los países de origen. Estos trámites pueden cambiar incluso sobre la marcha, según denuncian desde las asociaciones de familias adoptantes. A eso se unen problemas de incomunicación entre gobiernos o cambios de autoridades que pueden paralizar procesos enteros, como ocurrió con el cambio de cónsul de Nigeria en 2014.
– La transferencia de las competencias de adopción a las comunidades autónomas, que dificultan las relaciones con los países de origen, ya que muchos de ellos no aceptan a la comunidad autónoma como interlocutor válido, lo que complica trámites como la firma de convenios bilaterales. A esto se une las diferentes legislaciones existentes en cada comunidad.

Toda esta maraña burocrática hace que los procesos de adopción se dilaten durante varios años, hasta 9 en el caso de que se quiera adoptar a un niño español. El paso del tiempo también es una dificultad añadida. Los padres candidatos a la adopción van cumpliendo años y la edad supone un obstáculo porque entre ellos y el futuro hijo no puede haber una diferencia mayor de 40 años. 

Ante este panorama, muchas parejas optan por la adopción de embriones en centros como Zygos. 
Estos embriones provienen de otros procesos de reproducción asistida. En muchos de estos tratamientos se generan embriones que quedan congelados en el laboratorio cuando se logra un embarazo a término. Entonces los padres pueden donar los embriones para otras parejas.

La adopción de embriones permite disfrutar de la etapa de embarazo, parto y bebé recién nacido. Se les da unos nuevos padres a estos embriones. Además es un proceso más rápido, económico y eficaz que la adopción tradicional.

En Zygos atendemos a parejas que, tras llevar años inmersos en trámites de adopción interminables, deciden acudir a la adopción de embriones. También hay personas que llegan a nosotros después de haberse informado sobre los procesos de adopción y comparar las diferencias entre la adopción “tradicional” y la adopción de embriones.

Asimismo, hay países que no aceptan a mujeres solteras o parejas homosexuales en los procesos de adopción, por lo que la adopción de embriones es una alternativa para cumplir su sueño de tener un hijo.

Si estáis pensando en adopción, venid a Zygos a informaros sobre la adopción de embriones.

Ovodonación y adopción de embriones

adopcion de embriones

La mayor parte de pacientes que acuden a las clínicas de reproducción asistida tienen una edad avanzada desde el punto de vista reproductivo, en torno a los 39- 40 años. Muchas de ellas sobrepasan esta edad e incluso han cumplido ya los 45. En principio, la edad avanzada de la mujer representa una dificultad para conseguir un embarazo, especialmente cuando se trata del primer hijo.

“La edad de la mujer es un factor muy importante en la fertilidad ya que a partir de los 35 disminuye notablemente la cantidad de óvulos (reserva ovárica) y la calidad de los mismos”, afirma la doctora María Graña del centro Zygos.

“La reserva ovárica hace referencia al número de óvulos que la mujer tiene en los ovarios y está directamente relacionada con su capacidad reproductiva o fertilidad. La mujer nace con un millón de estas células en sus ovarios y no genera otros nuevos. En el proceso evolutivo de la mujer se van agotando de forma continua y después de los 35 años la pérdida es más acelerada y la calidad de ellos también se ve afectada por acción de substancias que originan alteraciones como consecuencia del estrés oxidativo, del mismo modo que sucede en todas las células del organismo. Pero en este tipo celular la alteración afecta especialmente al material genético por lo que disminuye la fertilidad, aumenta el número de abortos o fetos con alteraciones genéticas (malformaciones)”.

Es por esta razón que a las mujeres que están en la década de los 40, se les suele recomendar que acudan directamente a la ovodonación, es decir, que realicen una Fecundación in Vitro con óvulos de una donante joven para lograr un embarazo que llegue a término.

Las donantes de óvulos son jóvenes, sanas y con un concepto altruista de ayuda a aquellas mujeres que no pueden ser madres con sus propios óvulos. Se les realiza un exhaustivo chequeo e historial médico, así como pruebas analíticas para descartar enfermedades transmisibles. Además, se procura que donante y receptora compartan rasgos físicos. De todas formas, recientes estudios han concluido que la madre receptora es capaz de modificar “la forma de expresión” del material genético del embrión durante la gestación, lo que se conoce como “epigenética” lo que ocasiona que exista mayor similitud entre madre e hijo nacido de donación de óvulos.

Otro tipo de tratamiento al que también acuden frecuentemente las mujeres ya entradas en los 40 es la adopción de embriones. En un proceso de Fertilización In Vitro se fecundan varios óvulos que pueden desarrollan varios embriones. Los que no se transfieren a la madre, y se catalogan como embriones de buena calidad se vitrifican (congelan). Cuando el embarazo resulta exitoso, los padres pueden “ceder” los embriones congelados sobrantes a otras parejas. De esta forma, otras parejas o mujeres solas que no pueden utilizar sus óvulos, sus espermatozoides o ambos gametos, tienen la opción de “adoptar” estos embriones. Es un tratamiento sencillo e incluso más económico que otro tipo de procedimientos, de ahí su cada vez mayor popularidad.

“En todo caso, lo que sí es importante dejar claro es que los casos que se divulgan en los medios de comunicación de famosas que se han quedado embarazadas a los 45 años o más, suelen ser fruto de la reproducción asistida y de técnicas como la ovodonación o la adopción de embriones”, concluye la doctora Graña. Por esta razón se recomienda plantear la maternidad en edades más tempranas.