Archivos etiquetas | FIV

Vitrificación de óvulos, hazte un regalo

Jennifer-Aniston-6383

Muchas mujeres comienzan a sentir el llamado “reloj biológico” a partir de los 30 años. Sienten que desearían ser madres pero por diversas circunstancias creen que todavía no es el momento porque todavía no han alcanzado la estabilidad sentimental, el desarrollo profesional soñado o, simplemente, tienen otras prioridades. Aunque nuestra sociedad ha cambiado mucho y la maternidad se pospone hasta bien entrados los 30 o incluso los 40, sigue existiendo una realidad innegable: Cuanto mayor es la edad de la mujer, más disminuyen las probabilidades de embarazo. Por ejemplo, a los 23 años, la tasa de fecundidad es de un 35%, a los 35 años de un 8% y a los 40 años esta tasa disminuye a un 2%. En mayores de 50 años la tasa es de un 0%.

Además, cuanto mayor es la edad de la madre, más se incrementan la probabilidades de hijos con anomalías genéticas.

Afortunadamente, la ciencia ha encontrado el remedio para posponer la maternidad con las mayores garantías posibles, a través de la vitrificación (congelación) de óvulos.

¿Qué es la vitrificación de óvulos?

La vitrificación de óvulos es una técnica de  criopreservación que permite conservar los óvulos de la mujer en su momento de máxima calidad, mediante un avanzado sistema de congelado ultrarrápido, para luego poder ser utilizados en el futuro. Esto quiere decir que una mujer puede ser madre a los 40 años con los óvulos de cuando era más joven, con todas las características propias de esta edad.

Lo ideal es llevar a cabo este proceso de vitrificación de óvulos antes de los 35 años.

Famosas como la gallega Paula Vázquez o la estadounidense Jennifer Aniston han recurrido a la vitrificación de óvulos. De hecho Aniston acaba de anunciar su embarazo a sus 46 años de edad.

Muchas de la pacientes que acuden a Zygos para vitrificar sus óvulos afirman sentirse más “seguras” tras concluir es proceso, sabiendo que están conservando algo tan preciado como sus óvulos en perfecto estado y que podrán recurrir a ellos cuando se sientan preparadas.

El proceso de vitrificación de óvulos, es sencillo:
Tras un periodo de estimulación ovárica, se extraen los ovocitos mediante una punción mínimamente invasiva. El número adecuado de óvulos a extraer es entorno a 9. Después, los ovocitos se congelan hasta que la mujer decide que ha llegado el momento de la fecundación que se realiza in vitro, en el laboratorio, con semen de donante o de la pareja.

Esta Navidad, #hazteunregalo

 

 

Recepción de óvulos

test de embarazo

En este blog de Zygos ya hemos hablado del proceso de donación de óvulos, respondiendo a las preguntas más frecuentes que se hacen las mujeres que acuden a nosotros para donar sus óvulos. Hoy os contamos en qué consiste el proceso de recepción de óvulos, ya que el regalo de donar óvulos tiene siempre una receptora: Una mujer que quiere tener hijos pero que no puede utilizar sus propios óvulos. Es el caso, por ejemplo, de mujeres con menopausia precoz, enfermedades o cirugías que les impiden usar sus propios óvulos y necesitan acudir a la recepción de óvulos para lograr embarazo.

La recepción de óvulos tiene un proceso parecido al de la Fecundación In Vitro (FIV). La diferencia es que el óvulo utilizado no es de la propia paciente.

¿En qué consiste la recepción de óvulos?

Los pasos en la recepción de óvulos son:

  • Primero preparamos el útero de la mujer mediante medicación para recibir el embrión.
  • El semen puede ser de la propia pareja (en cuyo caso procederemos a la congelación para mantenerlo hasta la inseminación del óvulo) o de donante, procedente de nuestro banco de semen Criobanc.
  • Inseminación del óvulo.
  • Cultivo de embriones en el laboratorio hasta el día 5, para garantizar la máxima calidad y probabilidades de supervivencia.
  • Transferencia embrionaria.
  • Prueba de embarazo en sangre o ecografía a los 14 días de la transferencia embrionaria, denominada “betaespera”.

Algunas madres expresan su inquietud porque el óvulo no sea suyo, incluso se preguntan si deberían de contárselo a su futuro hijo. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que al quinto día desde la concepción la madre tiene la capacidad de modificar la información genética del feto. Se han observado casos de madres e hijos que compartían rasgos físicos, a pesar de que el óvulo original procedía de una donación.

En todo caso, en Zygos procuramos que recepetora y donante tengan características similares y sometemos a un exhaustivo estudio e historial médico a todas nuestras donantes.

No pierdas la esperanza, en Zygos tenemos una solución para que puedas ser madre. 

 

 

La Asociación Galega de Corea de Huntington se presentó en Santiago de Compostela

María Graña 1

La Asociación Galega de Corea de Huntington tuvo su acto de presentación el pasado 24 de octubre en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela. Nuestra doctora María Graña, de Zygos, impartió una ponencia sobre cómo los afectados por Huntington pueden tener hijos libres de esta patología, a través del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) de embriones previamente fecundados mediante FIV.  De esta forma, los afectados por esta enfermedad pueden tener descendencia sana, lo cual es una esperanza y contribuye a la progresiva eliminación del Huntington.

En la misma jornada estuvieron Ángel Sesar, neurólogo del CHUS, y Ana Ruiz, terapeuta ocupacional del Centro de Daño Cerebral Sarela, junto a Ruth Blanco, presidenta de la Asociación Corea de Huntington Española e Iria Pérez, responsable de la delegación gallega.

El Huntington es la tercera enfermedad genética neurodegenerativa de mayor incidencia tras el Alzheimer y el Parkinson. Hay unos 4.000 afectados en España y unos 200 en Galicia. Se manifiesta entre los 35 y 45 años y su esperanza de vida, una vez que “da la cara”, es en torno a los 15-20 años.

Mediante la creación de esta Asociación Galega de Corea de Huntington, se pretende informar sobre esta enfermedad, además de ofrecer apoyo terapéutico y social a enfermos y familiares, así como trabajar para lograr concienciación sobre la importancia de la investigación.

Si quieres más información sobre la Asociación Corea de Huntington, no dudes en acudir a Zygos y te informaremos. 

 

Asociación Gallega de Corea de Huntington

1374490740_327431_1374490876_noticia_normal

Este sábado 24 de octubre estaremos como ponentes apoyando la presentación oficial de la Asociación Gallega de Corea de Huntington. Se trata de una asociación que nace para apoyar a los pacientes de Huntington y sus familiares, ofreciéndoles apoyo social y médico, información sobre terapias, etc.

El Huntington es una enfermedad todavía muy desconocida, a pesar de ser la tercera neuropatología más importante tras el Alzheimer y el Parkinson. Afecta a 4.000 personas en España y se manifiesta en torno a los 35-40 años, con una esperanza de vida de entre 15 y 20 años tras su aparición. Es una enfermedad genética, hereditaria y degenerativa, de forma que los pacientes van perdiendo paulatinamente sus capacidades cognitivas y motoras. De hecho, hace unos años se confundía con otras enfermades como el Parkinson y se la conocía vulgarmente como “el baile de San Vito”.

Entre los avances en la lucha contra el Huntington, está el de la posibilidad de tener hijos libres de Huntington, gracias al Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), a través del cual se analizan los embriones libres de Huntington (previamente fecundados en laboratorio mediante FIV) para posteriormente seleccionarlos y transferirlos al útero de la madre. De esta forma, los enfermos de Huntington no transmiten la patología a sus hijos. Incluso, si un paciente no sabe a ciencia cierta si padece de Huntington, tiene la posibilidad de que no se le revele si sufre la enfermedad, ya que supone un fuerte condicionamiento vital, mediante técnicas de análisis indirecto. Más información sobre Huntington en este artículo.

Si estás en Galicia, te esperamos en la presentación de la Asociación Gallega de Corea de Huntington este sábado 24 de octubre a partir de las 16:15 en el salón de actos del Hospital Clínico de Santiago de Compostela.

Contaremos con la presencia de Ruth Blanco, responsable de la Asociación Española de Corea de Huntington, Ángel Sesar, neurólogo del CHUS, y nuestra directora médica de Zygos María Graña,  quien explicará los avances en reproducción asistida para pacientes de Huntington.

Cartel Santiago H

 

ROPA: La técnica que permite compartir la maternidad

Pregnant woman and daughter
ROPA es un tratamiento de reproducción asistida especial para parejas de mujeres. Se trata de una “FIV compartida”, utilizando la que vas a ser gestante los gametos de su cónyuge, así como semen de banco. Mediante ROPA ambas mujeres participan de la concepción y gestación de su hijo.
España fue pionero en el reconocimiento de los derechos de las parejas homosexuales, cuando en 2005 aprobó la Ley de Matrimonio Homosexual y reconoció su derecho a la adopción. Paralelamente, hay que recordar que por lo establecido en la Ley 13/2005, de 1 de julio , por la que se modificó el Código Civil en materia de contraer matrimonio, se produjo una equiparación de los matrimonios heterosexuales a los homosexuales, con trascendencia en el campo de la reproducción humana asistida (habilitando el acceso a los matrimonios de lesbianas). España (gracias al avance en materia de derechos civiles) también se ha convertido en un país puntero en cuanto a tratamientos de reproducción asistida, como por ejemplo el denominado método ROPA, específico para parejas de mujeres.

Cómo funciona ROPA
Primeramente realizamos un tratamiento de estimulación ovárica en uno de los miembros de la pareja. Posteriormente, extraemos los ovocitos, que se fecundan en el laboratorio de FIV con semen de donante. Una vez que éstos evolucionan a embriones, se transfieren al útero de la otra mujer. De esta forma, ambas mujeres colaboran en la maternidad: Una aporta los óvulos y la otra realiza la gestación. Se trata así de un proceso en el que ambas se sienten implicadas y corresponsables. El niño pertenece a la pareja desde el momento del nacimiento.

Si sois pareja y queréis conocer más sobre ROPA, pídenos cita o visita www.zygos.es 

Cómo evitar la Corea de Huntington

ZYGOS_Bebe2

Dentro de las enfermedades raras, la Corea de Huntington es una de las de mayor incidencia. Está causada por la alteración del gen de la huntingtina situado en el cromosoma 4 del ADN. Es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que provoca graves consecuencias como la aparición de movimientos involuntarios, demencia, cambios de personalidad y afectación psiquiátrica. Tiene un patrón de herencia autosómica dominante por lo que los descendientes de una persona afectada tienen el 50% de posibilidades de heredar la dolencia. En caso de recibirla, es seguro que a lo largo de su vida la desarrollarán. Su manifestación suele producirse entre los 30 y 50 años, con un final fatal tras 15 o 20 años de progresiva incapacitación física y mental.
Actualmente no existe cura pero sí la posibilidad de no transmitirla a la descendencia, a través del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP). En Zygos analizamos  los embriones, previamente obtenidos mediante Fecundación In Vitro (FIV), para seleccionar aquellos libres de la enfermedad. Los que tras el análisis son normales se transfieren al útero materno. Esta es una solución para aquellas personas aquejadas por la enfermedad o que sospechan que pudieran portarla pero que no renuncian a la posibilidad de tener hijos sanos.

Análisis a los progenitores
A veces recibimos pacientes que creen que pueden padecer la enfermedad debido a que tienen un familiar afectado. Ante esta sospecha, ofrecemos diferentes protocolos de actuación, en función de si desean o no conocer si son portadores de la alteración genética:
“En ocasiones los pacientes quieren saber si tienen la alteración del gen aunque en esos momentos no tengan síntomas de la enfermedad, por lo que se les realizan las pruebas del gen afectado tanto a ellos como a los embriones obtenidos mediante FIV. Sin embargo, otras veces el paciente no desea conocer si es portador, pero quiere que se realice el análisis a los embriones para no tener hijos que puedan padecer la Corea de Huntington. En éste último caso, que es el más frecuente, se puede proceder de dos formas:

Realizamos las pruebas tanto al progenitor como a los embriones, pero los resultados del progenitor no le son comunicados, quedando bajo custodia del centro.

– O bien se utiliza el método “indirecto” y que es el más recomendado en el caso de progenitores con familiares afectados por la Corea de Huntington y que no desean conocer su estatus genético. La persona con riesgo no es sometida al estudio de si posee el gen alterado, por lo que nadie sabrá si padecerá Huntington en el futuro. La pareja realiza un tratamiento de FIV combinado con DGP “de exclusión”. Se analizan los embriones de forma indirecta, de modo que sólo se seleccionan aquellos que no han heredado la región cromosómica del familiar enfermo. La ventaja de esta opción es que el paciente no conoce si es portador de la dolencia, lo que no conlleva un condicionamiento para su vida”.
El DGP supone un gran avance científico para el colectivo de los afectados por la Corea de Huntington que desea tener hijos sanos.

Disfrutar del camino hacia el embarazo

Laura es administrativa. Acudió a Zygos con 42 años y un historial de abortos y miomas en el útero. En el momento de esta entrevista, estaba embarazada de su primer bebé. Para ella, el acercarse a los 40 supuso el “click” que necesitaba para decidirse a ser madre. Siempre mantuvo la positividad y las ganas de luchar por su embarazo. 

– ¿Cómo conociste Zygos?
– Por un familiar, que estuvo aquí en tratamiento, con éxito, por cierto.

– ¿Viniste sola o en pareja?
– En pareja. Me casé hace 4 años (con 38), aunque no es indispensable tener pareja para venir a Zygos (comenta Laura, risueña).

– ¿Llevabais mucho tiempo intentando el embarazo antes de venir a Zygos?
– Empezamos en 2011. Luego tuve un aborto espontáneo. Entonces empieza a caerte encima el peso de la edad, el reloj biológico, los 40… Tampoco puedes pedir ayuda en el sistema público porque a los 40 ya no te atienden.

Después del aborto, lo estuvimos intentando un año más pero viendo que no teníamos éxito decidimos intentarlo con Zygos. Además, tengo miomas en el útero, por lo que entendí rápidamente que sería difícil quedarme embarazada espontáneamente.

El equipo de Zygos operó a Laura de sus miomas, lo cual favoreció el embarazo. Posteriormente se realizó una FIV con óvulos donados. Con la donación se consiguieron cuatro embriones. Laura se quedó embarazada en el segundo ciclo.

– ¿Cómo te sentiste tras el primer ciclo que no funcionó?
– Me sentí un poco frustrada, con pena, pero cuando vienes a Zygos sabes las posibilidades que tienes, te las explican muy bien, firmas un consentimiento en el que te dan el porcentaje de éxito que existe -por eso, no se desanimó tras el primer intento-. Yo no quería morirme sin haber intentado tener hijos porque siempre digo: “Arrepiéntete de lo que no haces, no de lo que haces”. Hay que ser positivo y estar bien contigo mismo. Tienes que tener en la mente que si no va a adelante no es culpa de nadie. Es porque no puede ser.

– ¿Cómo valoras la atención del equipo?

– Muy bien. Cariñosos, objetivos, sin crear esperanzas falsas. Vienes muy tranquila a las visitas y a las transferencias. También me sentí muy tranquila en la operación de los miomas.

Laura explica que cuando sufrió el aborto, antes de iniciar el tratamiento con Zygos, en la Seguridad Social mostraron poco “cariño” y empatía hacia ella, a pesar de tratarse de un momento difícil, además de hacer que se sintiera “talludita” debido a que tenía 39 años en ese momento. Tampoco le explicaron otras opciones para poder ser madre. Se sentía perdida y necesitaba una “guía”.

– ¿Qué consejo le darías a una pareja que está rondando los 40 y que quiere tener un hijo?
– Que lo intenten, que vengan tranquilos, que están en manos de profesionales y que vean que es una forma de intentarlo. No hay que pensar tanto en el objetivo final sino en el camino.

Pues eso, a disfrutar del camino.

Cuántos ciclos necesito para quedarme embarazada

Hoy vamos a conocer la historia de Patricia. Tiene 44 años y a los 36 confió en Zygos para traer a sus hijas. Tras varios ciclos, finalmente lo consiguió. Tal como ella misma explica, siempre mantuvo la esperanza y la paciencia.

-¿Cómo conociste Zygos?
– A través del ginecólogo al que yo iba. A los 36 años me casé, me quería quedar embarazada y al no logarlo rápidamente me agobié con la edad. Se lo comenté a mi ginécólogo y me dijo que fuera a Zygos para ver qué pasaba. En realidad no había ningún problema grave (producía pocos óvulos y por tanto conseguir el embarazo resultaba más difícil). Aquí (en Zygos) fue cuando empecé a hacerme mis primeros tratamientos. Conseguí quedarme embarazada a los 37 años de mi primera hija, quien ahora tiene 6 años.

Patricia se quedó embarazada en el tercer ciclo.

La segunda niña también fue con Zygos y se quedó embarazada a “la cuarta o quinta. La verdad es que ya perdí la cuenta porque soy tan feliz con mis niñas que eso me da igual”, afirma Patricia.

– ¿Qué mensaje darías a aquellas personas que se empiezan a desesperanzar cuando no consiguen embarazo a la primera o a la segunda?
– Lo más importante en un proceso de reproducción asistida es tener tranquilidad y objetividad. No te puedes agobiar en seguida porque hay gente que tiene la suerte de quedarse embarazada a la primera pero no es lo habitual. Yo siempre tenía mucha esperanza. Cuando no me quedaba embarazada a la primera me permitía dos o tres días de bajón pero después volvía a intentarlo con ánimo. Soy de las que “la sigue la consigue” y yo lo conseguí.

¿Tu pareja cómo llevó el proceso?
– Bien. Mi marido es muy positivo. Me da mucha paz. En cuanto a mí, el tratamiento siempre lo llevé bien tanto física como psicológicamente. Seguí trabajando, excepto el tiempo prescrito de reposo, pero siempre tuve una vida laboral activa.

¿Qué tipos de tratamientos te hiciste?
– Primero dos por inseminación artificial. Después hicimos FIV.

– ¿Cómo valoras la atención del equipo?
– Fenomenal. Tengo dos hijas gracias a Zygos (dice Patricia para recalcar su buena experiencia). Montse la enfermera es cariñosa y atenta.

Sobre la Doctora Graña, directora de la clínica, siempre fue muy clara en cuanto a las expectativas,  “no me creó falsas expectativas de que se iba a conseguir a la primera. Es muy práctica”.
Patricia recuerda especialmente que en el último ciclo cuando se quedó embarazada de la última niña le pusieron música. “Fue el mejor ciclo de todos. Me relajé completamente, estuve feliz y cuando terminé pensé “de esta me quedo embarazada””.

Patricia concluye diciendo que “mi experiencia fue muy positiva tanto en el trato como en el resultado” y recomienda a las parejas “que lo intenten porque al final se consigue”.

Ser madre a los 40

fotonoticia_20120618113147_800

¿Qué posibilidades hay de ser madre a los 40? Hoy nos cuenta su historia Pilar, que en 2013, cuando tenía 40 años, acudió con su pareja a Zygos para poder ser padres. Pilar sufría de una obstrucción tubárica, lo cual unido a la edad, dificultaba la concepción:

¿Cómo llegó a Zygos?

“Una amiga que había tenido un embarazo complicado estuvo ingresada en el hospital en Santiago bastante tiempo y allí conoció a mujeres embarazadas que lo habían conseguido gracias a Zygos. Cuando le comenté mi problema me dijo que había oido hablar del centro. No busqué más y pedí cita en Zygos”.

Pilar se sometió a una Fecundación in Vitro.

“El proceso fue muy rápido hasta que me implantaron el embrión. Me quedé embarazada en el primer ciclo y todo salió de maravilla. La atención de todo el equipo fue excelente, sobre todo de la enfermera Montse y la doctora Graña. Me explicaron todo el proceso y siempre con mucho cariño. Con mi edad, 40 años, las posibilidades de éxito a la primera no eran muchas pero sin embargo todo fue genial”.

Pilar prosigue recomendando Zygos:  “Mi experiencia fue muy positiva. Una de las cosas que más me gustó es que se hizo el proceso muy rápido, y eso se agradece porque psicológicamente es duro. Cuando te das cuenta ya tienes a tu bebe creciendo dentro de ti”.
Aconseja “a las parejas o mujeres que vayan a iniciar un proceso de reproducción asistida que tengan serenidad y confíen. La felicidad de tener un hijo no hay dinero que lo pague“.

Congelación de semen en casos de cáncer

congelacion_gametos_zygos

María (33) y Jesús (31) son una pareja con una historia de esperanza y superación. A los 25 años a Jesús le diagnosticaron un linfoma. Los médicos le dijeron que el tratamiento podría provocarle esterilidad. Fue entonces cuando la pareja decidió apostar por su futuro buscando un método de criopreservación de semen, lo que les condujo a Zygos.

– ¿Cómo conocisteis Zygos?
– Jesús: A través de Internet. En el año 2009 me diagnosticaron un linfoma y sabía que una de las secuelas del tratamiento era la esterilidad. Busqué en Internet y encontré Zygos para dejar mi muestra de semen. Todo fue muy rápido. Llegué a Zygos y le conté mi caso a la doctora Graña. Me hicieron la prueba para saber si valían las muestras. Me tomaron 3 y aquí se mantuvieron congeladas hasta el año pasado.

Hace algo más de un año la pareja decidió tener hijos.

– María: Estuvimos 1 año intentándolo (por métodos naturales). Como soy mayor que él quisimos tener el niño antes de los 35.
– Jesús: Estuvimos probando y decidimos venir a Zygos (al ver que no concebían por métodos naturales). Me volví a hacer la prueba de esterilidad y efectivamente la medicación había tenido consecuencias. Primero hicimos la Inseminación Artificial y luego la Fecundación In Vitro.

María se quedó embarazada en el primer ciclo pero sufrió un aborto. Finalmente, se volvió a quedar embarazada a la tercera (segundo intento de la FIV).

– ¿Cómo valoráis la atención del equipo?
– Jesús: Bien. Cualquier duda que nos surgía en casa, llamábamos y nos atendían.

La pareja afirma que el equipo en todo momento les transmitió “realismo”. “Por ejemplo, la primera vez que logré embarazo ya nos dijeron que seguramente no llegaría a buen término”, comenta María, debido al pequeño tamaño que presentaba el embrión.

– ¿Recomendaríais Zygos?
– María: Sí. Nosotros somos jóvenes y ya sabíamos el caso (la esterilidad de Jesús) pero recomiendo no esperar mucho tiempo porque una madre cuanto mayor es peor lo tiene para concebir. Si una mujer quiere tener niños,  mejor entre los 30-35.

– ¿Qué consejo le darías a un chico que se ve en la tesitura de tener que congelar el semen debido a una enfermedad?
– Jesús: Que lo hiciera. Que tenga la esperanza de que va a salir bien.

Jesús reivindica la importancia de que exista un mejor canal de comunicación entre la Seguridad Social y las clínicas de reproducción para que los pacientes reciban información sobre a dónde pueden acudir para preservar su fertilidad.

“Cuando te diagnostican un cáncer tú lo que quieres es que todo salga bien y no piensas en los niños. Los médicos deberían aconsejarte (el congelar el semen) por si quieres tener familia en el futuro. Debería de haber un convenio para saber a dónde puedes ir a congelar semen. También creo que se debería de informar a las chicas sobre métodos de criopreservación . Pienso que debería de haber más información sobre cualquier tratamiento que traiga como consecuencia la esterilidad. Además, con más naturalidad”, termina Jesús.

En todo caso, Jesús agradece a los médicos que le salvaron. Ahora él y María esperan con ilusión la llegada de sus hijos.