Archivos etiquetas | óvulos

Testimonios ovodonación

ovodonación

En muchas ocasiones os hemos hablado de la generosidad que muestran las mujeres que donan sus óvulos. Gracias a la ovodonación otras mujeres, que no pueden utilizar sus óvulos por diversas razones, tienen la oportunidad de ser madre con los óvulos donados por mujeres jóvenes y sanas.

Os dejamos con dos testimonios de donantes de óvulos que explican bien la importancia de la ovodonación:

Sólo quería agradeceros todo el trato que me habéis dado durante el proceso de la donación, me sentí muy cómoda y acogida, lo que hizo todo mucho más fácil.

Me gustaría que contáseis conmigo para lo que fuese, si hiciese falta donar en cualquier momento estoy totalmente a vuestra disponibilidad.

A esta receptora de óvulos le deseo de todo corazón la mayor suerte del mundo y felicidad, espero haberla ayudado y me haría muy feliz que el proceso salga bien.

Gracias de corazón a todos”.

M. 19 años.

“Me gusta ayudar en lo que puedo. Gracias a mi donación (que no me supone un gran esfuerzo) otras mujeres pueden  quedarse embarazadas y cumplir sus sueños de tener hijos. Me decanté a hacerlo cuando fui a hablar a la clínica Zygos y me explicaron el proceso, pues no me parecía un gran esfuerzo por mi parte para todos los beneficios que tenía para otras mujeres”.

A. 20 años.

Si estás pensando en donar óvulos, debes saber que la ovodonación es un proceso sencillo y relativamente corto, que no causa molestias y no interfiere en tu vida cotidiana. A cambio harás feliz a otra mujer que gracias a tus óvulos podrá ser madre.

Puedes ver más información sobre la ovodonación aquí:

http://blog.zygos.es/como-hablar-a-nuestros-hijos-de-la-ovodonacion/

http://blog.zygos.es/ovodonacion-y-adopcion-de-embriones/

http://blog.zygos.es/como-superar-el-duelo-genetico/

 

Por qué la vitrificación de óvulos antes de los 35

vitrificación de óvulos

 

La vitrificación de óvulos es una opción cada vez más demandada entre las mujeres que sobrepasan la treintena ya que es una forma de asegurarse su fertilidad.

Muchas mujeres cuando llegan a los 30 se plantean su deseo de tener hijos, pero se encuentran con que todavía no es el momento por cuestiones personales o profesionales. Por esta razón, deciden recurrir a la vitrificación (congelación) de óvulos. De esta forma conservan sus óvulos con la calidad y características que tenían en la edad joven y por tanto tienen mayor capacidad de fertilidad. Así, si deciden ser madres en años posteriores, aumentarán las probabilidades de embarazo y disminuirán los riesgos para el feto asociados a la edad de la madre (recordemos que cuanto más edad tiene la mujer más dificultades para lograr embarazo, los embarazos son de mayor riesgo y se incrementan la probabilidades de malformaciones fetales).

Sin embargo, desde Zygos venimos observando en los últimos tiempos una tendencia a vitrificación de óvulos cada vez más tarde, casi a los 40 años. Seguramente por desconocimiento de que existe esta posibilidad cuando las mujeres son jóvenes. De hecho, algunos estudios afirman que el 50% de las mujeres se plantean la vitrificación de óvulos entre los 35 y 40 años, edades ya muy tardías.

Como especialistas en fertilidad queremos recordar que no es aconsejable la vitrificación de los óvulos cuando la mujer se acerca a los 40, ya que se trata de óvulos con pocas posibilidades de ser fecundados posteriormente. Esto es debido a que a partir de los 35 años se produce un acusado descenso de la cantidad y calidad de los óvulos.

Un dato para la reflexión: En una mujer sana de menos de 35 años, las posibilidades de embarazo mensuales con un semen normal son aproximadamente del 20% y en una mujer de 40 años, del 5%. Por tanto, ¿de qué nos sirve intentar un embarazo con 45 años utilizando los óvulos de cuando teníamos 40?

En la práctica a partir de los 40 la mayor parte de embarazos con tratamientos de reproducción asistida se realizan con óvulos de donante ya que los óvulos propios apenas tienen capacidad fecundante.

En Zygos, por cuestiones éticas, cuando una mujer en torno a los 40 años solicita la vitrificación de óvulos desaconsejamos la técnica y realizamos un asesoramiento.

En palabras de la doctora María Graña, responsable de Zygos, para paliar esta tendencia a la vitrificación de óvulos tardía “es muy importante realizar campañas de divulgación y concienciación sobre la importancia de conocer la relación entre edad y fertilidad con el fin de que, en caso de que una mujer se decida por la vitrificación de óvulos, lo haga antes de los 35 años”.

Marta congela sus óvulos

 

reloj-de-arena

Marta tiene 30 años y le encantan los niños. Siempre que puede está con sus sobrinos. Los domingos le gusta llevárselos a comer una hamburguesa y después al cine. Se ríe con ellos y disfruta como si fuera una niña más.

En los días previos a la Navidad, sale a la calle a buscar regalos para sus sobrinos.

– Un libro para Elena, un muñeco para Marcos, un jersey para María… -se dice a sí misma mientras repasa mentalmente los regalos que va a comprar.

La mañana de Navidad se presenta temprano en casa de su hermana mayor Ana.

– ¡Niños! -grita- , ¿a qué no sabéis lo que ha dejado Papá Noel para vosotros en mi casa?

Los niños corren emocionados en busca de su tía, deseando abrir los regalos.

Ana, la hermana mayor de Marta, la mira con los mismos ojos de ternura de cuando eran pequeñas y veía la emoción tan característica de cuando a Marta le apasionaba algo. Aún la recuerda montando las piezas de Lego.

– ¿Qué quieres ser de mayor? –le preguntaban sus padres.
– ¡Arquitecta! –respondía rápidamente Marta.

Y arquitecta llegó a ser. Trabajaba en una constructora y viajaba muy a menudo para supervisar proyectos. Le encantaba lo que hacía.

Mientras los niños se entretienen con las novedades que les ha dejado Papá Noel, Marta y Ana se sientan a tomar café.

– Y si te gustan tanto los niños, ¿por qué no te animas a tener uno? Ahora hay muchas mujeres que deciden ser madres ellas solas. Puedes adoptar, está la inseminación artificial… Imagínate a un bebito con tus ojos… –le dice Ana a Marta, poniéndole ojitos tiernos para animarla.

– Ohhh, Ana, ya lo hemos hablado. Me gustan los niños pero ahora no es el momento. Viajo mucho, tengo poco tiempo y de momento quiero centrarme en el trabajo. Además está el tema del padre de la criatura. Me gustaría encontrar a alguien con quien ser madre.

– Te entiendo, cariño, pero el tiempo pasa…

– Ya lo sé. Ojalá pudiera detener el tiempo y tener siempre 30 años.

“Detener el tiempo y tener siempre 30 años”. Esa frase se queda grabada en la mente de Ana. “¿Existirá alguna posibilidad de “congelar” el tiempo para que puedas ser madre cuando quieras?”, se pregunta.

Ana comienza a investigar en Internet y encuentra varios artículos que hablan de la “preservación de la fertilidad”. Dicen que se puede congelar los óvulos y que cuanto antes se haga mejor. “Antes de los 35 años”, recomiendan todos los artículos ya que “a partir de esa edad disminuye la cantidad y calidad de los óvulos”.

“Vaya, no tenía ni idea” –piensa Ana- “Yo pensaba que mientras tuvieras la regla tenías la posibilidad de quedarte embarazada”.

Sigue leyendo. La información dice que puedes descongelar los óvulos cuando quieras y que, aunque tengas 40 años, como los óvulos son los de tu juventud, mantienen todas las características propias de la edad a la que los congelaste, por lo que hay más posibilidades de éxito en el embarazo.

“Empresas como Facebook o Apple ya lo ofrecen como beneficio social para sus empleadas”, rezan los artículos.

– Marta, ya tengo tu regalo de Navidad –le dice Ana cuando se presenta en casa de su hermana el día antes de Reyes.
– ¿No será otro perfume? –ríe Marta.
– Nooo, esto te va a dar tanta tranquilidad que me lo agradecerás toda la vida.

Ana la conduce en coche hasta el centro de la ciudad. Se bajan en una calle apacible, al lado de un parque. En frente un bonito edificio blanco.

– ¿Qué hacemos aquí? –pregunta Marta.
– Me has dicho que ahora no es el momento de tener hijos. Te entiendo y lo respeto pero sé que en el futuro te gustaría ser madre. Aquí podrás guardar tus óvulos hasta el día en el que consideres que es un buen momento para tener hijos. Este es mi regalo. Ayudarte a cuidar de lo que más te importa.

Y ese es el regalo de Navidad que recibe Marta. Años después, cuando a los 36 años se casa y es una de las profesionales más valoradas de su empresa, decide que es el momento de tener hijos. Hoy su regalo se llama Marcos y tiene 2 años. Su madrina es su tía Ana.

– Marcos, tu tía ya cuidó de ti mucho antes de que nacieras –suele decirle Marta a su hijo, contándole la historia de cómo preservó sus óvulos, guardando lo que más quería.

Aumenta la reproducción asistida en España

reproduccion asistida

34.000 bebés nacen en España mediante técnicas de reproducción asistida. Así lo recoge un reciente estudio publicado por el Ministerio de Sanidad a partir del análisis de 279 centros. España es el primer país de Europa y el tercero del Mundo en acudir a la reproducción asistida. Sólo en 2014 se realizaron 156.865 ciclos de reproducción asistida.

El aumento en la edad de maternidad junto a una de las leyes en materia de reproducción asistida más progresistas del mundo hacen que en España se recurra cada vez más a la reproducción asistida.

La mayor parte de las usuarias tienen entre 35 y 39 años. Teniendo en cuenta que a partir de los 35 años la cantidad y calidad de óvulos disminuye debido a que se va agotando la reserva ovárica (toda mujer nace con una reserva de aproximadamente un millón de óvulos que se van agotando a lo largo de su vida fértil con las menstruaciones) aumenta exponencialmente la técnica de la donación de óvulos (una mujer cede sus óvulos a otra para que pueda concebir). Según el estudio del Ministerio de Sanidad, un 68% de las técnicas de donación de óvulos se han hecho en mujeres mayores de 40 años.

Esta técnica goza en España de la garantía del anonimato para la donante, salvo casos excepcionales, lo cual genera tranquilidad en aquellas mujeres que deciden donar sus óvulos para ayudar a que otras sean madres.

La donación de óvulos aumenta las probabilidades de éxito en el embarazo ya que son óvulos sanos de mujeres jóvenes (entre 18 y 35 años) que además han pasado por rigurosos estudios y controles médicos.

Se calcula que la donación de óvulos tiene un 70% de éxito en el primer intento y hasta un 90% en el segundo.

Otro ejemplo del avance en las técnicas de reproducción asistida es la disminución de partos múltiples. Gracias a la mejora de las técnicas de Fecundación In Vitro (FIV) los óvulos que se transfieren a la madre son cada vez de mejor calidad, por lo que hay mayor garantía de éxito sin necesidad de transferir varios embriones como se hacía en épocas pasadas.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, en 2014 fueron transferidos 85.626 embriones en 47.425 transferencias de embriones fecundados con óvulos propios y de donante, lo que quiere decir que la media de transferencia fue de 1,8 embriones.

Tal como comenta la doctora Graña, directora del centro Zygos, “lo ideal sería tener hijos en la edad óptima reproductiva de la mujer, que es la primera parte de la veintena, pero la realidad social es muy diferente por lo que las técnicas de reproducción asistida están para ayudar a las parejas a cumplir su proyecto de ser padres cuando creen que ha llegado el momento”.

Evitar enfermedades hereditarias mediante DGP

dgp

 

Existen diversas enfermedades genéticas que además son hereditarias, es decir, que sobreviven de generación en generación, transmitiéndose de padres a hijos y así sucesivamente.

Algunas de las enfermedades más comunes son la Anemia de Fanconi, Corea de Huntington, la Fibrosis Quística, la Talasemia o el Síndrome de Down.

Sin embargo, existe la posibilidad de que nuestros hijos no hereden la enfermedad que quizá nos aqueja a nosotros o a nuestros ancestros. Mediante el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) tenemos la posibilidad de analizar los embriones (engendrados previamente a través de FIV) antes de que éstos sean implantados en el útero. Con el DGP podremos seleccionar aquellos embriones libres de una determinada enfermedad y así evitar que nuestros hijos sufran una enfermedad hereditaria. 

Pasos DGP:

  • La mujer se somete a una estimulación ovárica para obtener el mayor número de óvulos posible.
  • En el laboratorio se fecundan los óvulos con espermatozoides de la pareja.
  • Se deja evolucionar el embrión hasta el estadio de 6-8 células (3º día) o bien hasta el 5º día (estadio de blastocito).
  • Se realiza una biopsia de los embriones para hallar aquellos libres de una determinada enfermedad.
  • Se transfieren al útero los embriones sanos (esto también aumenta las probabilidades de embarazo).
  • Los embriones no transferidos se pueden congelar.

¿Qué requisitos se deben cumplir para realizar DGP?

  • Que el embrión pueda contener una enfermedad de aparición temprana.
  • Que la enfermedad a detectar no sea curable en la actualidad.
  • Que la enfermedad sea potencialmente mortal.

El DGP también está indicado para los casos de abortos de repetición por causas desconocidas, madres de edad avanzada, alteraciones de los espermatozoides o fallos en anteriores FIV.

En Zygos realizamos consejo genético para parejas. Consúltanos si estás en alguno de los casos anteriormente mencionados.

Más información

http://blog.zygos.es/ventajas-del-diagnostico-preimplantacional/

http://blog.zygos.es/como-evitar-la-corea-de-huntington/

http://blog.zygos.es/anemia-de-fanconi-como-evitar-transmitirla/

http://blog.zygos.es/?s=DGP

 

Quedarse embarazada con ciclo menstrual irregular

Resultado de imagen de ciclos menstruales

 

Una de las causas más frecuentes de consulta en Zygos es la del ciclo menstrual irregular: “¿Cómo puedo quedarme embarazada si tengo ciclo menstrual irregular?”, “¿Cómo saber cuándo es mi periodo de ovulación?”, “No me ha bajado la regla, ¿significa que estoy embarazada?”.

Normalmente el ciclo menstrual duran entre 25 y 36 días. Sin embargo, hay mujeres que tienen el ciclo menstrual más corto o más largo o su duración varía cada vez. En estos casos podemos hablar de ciclo menstrual irregular.

Cuando desaparece la regla, el flujo es más abundante de lo normal o la regla dura más de una semana, también estamos ante un posible trastorno del ciclo menstrual.

Normalmente estas anomalías suelen deberse a desequilibrios hormonales y será necesario hacer un estudio para averiguar el origen de este desajuste en la producción de las hormonas responsables del control del ciclo ovárico.

El Síndrome del Ovario Poliquístico y otras patologías como diabetes, anemia o enfermedades de la tiroides pueden estar en el origen de la irregularidad del ciclo menstrual, así como factores externos como estrés y ansiedad.

Si tu ciclo menstrual es irregular quizá te encuentres con problemas para quedarte embarazada ya que tienes dificultad para calcular cuándo estás ovulando. Es importante estar atenta a las señales de ovulación como por ejemplo el cambio en el flujo vaginal, el dolor en el pecho o el aumento de la temperatura basal. Pero incluso puede ser que ni siquiera ovules debido a la irregularidad del propio ciclo menstrual.

En Zygos podemos averiguar el origen de tu ciclo menstrual irregular y regularlo a través de diversas técnicas. Si no se pudiera regular, también existe la posibilidad de acudir a la reproducción asistida. Mediante técnicas como la Inseminación Artificial (IA) o la Fecundación In Vitro (FIV-ICSI) podremos lograr un embarazo.

Si tienes ciclo menstrual irregular, consúltanos. Resolveremos tus dudas.

Qué es la estimulación ovárica

estimulacion-minima-ovarica

La estimulación ovárica es una de las técnicas más frecuentes dentro de un tratamiento de reproducción asistida. Tiene como finalidad aumentar las probabilidades de éxito del tratamiento de reproducción asistida. Cuantos más óvulos haya, más probabilidades de fecundación tanto si es Inseminación Artificial (IA) como Fecundación In Vitro, donde es importante tener varios óvulos que se puedan fecundar para dar lugar a varios embriones.

La estimulación ovárica se realiza mediante el uso de fármacos, cuya acción es similar a la de las hormonas naturales que produce la mujer, pero empleando dosis más elevadas. Está indicada en aquellos casos en los que la mujer no tiene ovulación (anovulación), trastornos glandulares que afecten al funcionamiento ovárico y otras alteraciones.

La estimulación ovárica permite garantizar y anticipar el momento exacto de la ovulación así como la correcta maduración del óvulo que se inseminará. Suele durar entre 8 y 14 días y empieza el segundo o tercer día de la menstruación.

Durante el tiempo que dura la estimulación ovárica, la mujer recibe una inyección diaria de las hormonas implicadas en la regulación de la reproducción, las gonadotropinas (la FSH y la HMG).

En Zygos pautamos la estimulación ovárica en función de las características de cada paciente. Además, realizamos controles regulares mediante ecografías y análisis de sangre para comprobar el crecimiento y la maduración folicular. Así determinamos el mejor día para realizar la extracción de óvulos o inseminación.

Para la maduración de los óvulos se utiliza normalmente la hormona HCG: a las 36-40 horas después de la administración de esta hormona se produce la ovulación, que es la expulsión de los óvulos desde los ovarios hasta la trompa. Esto permite planificar cuándo realizaremos la Inseminación Artificial o la extracción quirúrgica de los óvulos en el caso de Fecundación in Vitro.

Todo este proceso de estimulación ovárica conlleva un seguimiento exhaustivo por parte del personal de Zygos. La paciente puede consultar sus dudas en todo momento de forma que se sienta acompañada durante la estimulación de la ovulación, como parte de su tratamiento de reproducción asistida.

Embarazos múltiples. ¿Mito o realidad?

gemelos

Existe el mito de que los tratamientos de reproducción asistida siempre dan lugar a embarazos múltiples. Sin embargo esto no es real ya que en los últimos años las técnicas de reproducción asistida han avanzado mucho en cuanto a su eficacia. Así en la fertilización in vitro se obtienen embriones que tienen mayor probabilidad de implantarse en el útero y consecuentemente dar lugar a una gestación.

En la actualidad tan sólo un 24% de los embarazos son múltiples.

En el caso de la Inseminación Artificial (IA), los embarazos múltiples se producen cuando la mujer es estimulada con dosis elevadas de hormonas o durante más días de los precisos. Se produce la maduración de varios óvulos, seguida de la ovulación “múltiple” y todos ellos pueden ser fecundados por los espermatozoides de la inseminación. Si la dosis de estimulación es baja, no se corre este riesgo. Siempre que una mujer sea sometida a tratamiento para estimular la ovulación debe de ser controlada ecográficamente para detectar el número de óvulos que están madurando. En el caso de que haya un número elevado de ellos, está indicado “no realizar” la inseminación para evitar el riesgo de embarazo múltiple, pues la inseminación consiste en introducir un concentrado de espermatozoides en el interior del útero para que ellos mismos fecunden los óvulos y esta parte del proceso no puede ser controlada ya que tiene lugar de forma natural por lo que existe mayor probabilidad de embarazos múltiples en forma de mellizos o gemelos.

En el caso de la Inseminación Artificial (IA), el porcentaje de embarazo múltiple es del 12%.

Recordemos que los conceptos “mellizos” y “gemelos” son diferentes. Los gemelos surgen de la división de un mismo óvulo fecundado, por lo que comparten carga genética, sexo y rasgos físicos. Los mellizos surgen de dos óvulos distintos fecundados por lo que comparten rasgos físicos pero no al nivel de los gemelos y además pueden ser de distinto sexo. Aunque la terminología no científica emplea el término gemelos en general para ambos casos, de ahí que se hable siempre de embarazo gemelar.

En el caso de la Fecundación In Vitro (FIV), el aumento de probabilidades de mellizos proviene del hecho de que se transfieren al útero más de un embrión (La Ley de Reproducción Asistida limita el número máximo a 3), si bien los pacientes pueden decidir transferir menos. La transferencia de más de un embrión es para aumentar las probabilidades de embarazo, en función de los antecedentes previos o la edad de la madre. Al implantar 2 o 3 embriones se incrementan las probabilidades de que alguno de ellos ocasione un embarazo a término.

En la actualidad, el reto de la reproducción asistida es lograr que sólo sea necesario implantar un embrión, con el fin de evitar embarazos múltiples, aunque por supuesto siempre existirá la posibilidad de que se produzca la denominada como “gemelación espontanea”, es decir, que el embrión se divida en dos y dé lugar a gemelos. De todas formas, en la naturaleza, la gemelación es un proceso relativamente poco frecuente.

Si se produce un embarazo múltiple, es necesario realizar un seguimiento exhaustivo del mismo, por parte de los médicos ya que se consideran embarazos de riesgo y existe la posibilidad de partos prematuros que pueden ser causa de lesiones importantes en los recién nacidos.

Cómo superar el duelo genético

duelo genético

El llamado “duelo genético” es el proceso de tristeza o dolor moral por el cual algunos hombres y mujeres pasan cuando reciben la noticia de que no podrán utilizar sus gametos para concebir a sus hijos.

En muchas ocasiones en un proceso de reproducción asistida el especialista comunica a la pareja que no podrá utilizar los óvulos o los espermatozoides debido a diferentes causas. Entonces es cuando se recomiendan opciones como:

Ovodonación: Una mujer dona sus óvulos a otra, que luego se fecundan en el laboratorio, con el semen de la pareja o de un donante, mediante FIV. Posteriormente se transfiere el embrión al útero de la mujer receptora
Donación de semen, a través de nuestro banco de semen Criobanc: Se recurre a semen de donante cuando el semen de la pareja no tiene capacidad para fecundar, o no existen espermatozoides en el eyaculado o bien la mujer no tiene pareja masculina como el caso de mujeres solteras o con parejas del mismo sexo.
Donación de embriones: Cuando no hay la posibilidad de utilizar los gametos de uno de los miembros de la pareja o de ambos, existe una opción reproductiva que consiste en “adoptar” los embriones procedentes de otros tratamientos de reproducción asistida, cuyos pacientes lograron embarazo y decidieron donar los embriones congelados a otras parejas.

Técnicamente estos tratamientos ofrecen unos elevados porcentaje de éxito y se presentan como una opción ante la imposibilidad de utilizar los propios gametos, pero a veces los pacientes son reticentes a aceptar gametos que no son propios. Sienten tristeza y frustración ante la idea que su futuro hijo no vaya a contar con el material genético de uno o de ambos. Se plantean dudas sobre su vinculación con el niño, experimentan frustración porque piensan que su futuro bebé no tendrá sus rasgos físicos o miedo sobre cómo afrontar posibles preguntas del niño sobre su origen.

Este miedo y dolor se conoce como “duelo genético” y es necesario afrontarlo. Para ello los psicólogos recomiendan hablar abiertamente sobre el tema y mucha comunicación entre los miembros de la pareja. Más allá de la carga genética, los especialistas aconsejan centrarse en el objetivo final, que es tener un hijo, las razones por las que la pareja quiere emprender el camino de la paternidad y todos los sentimientos positivos que le inspira la llegada de su vástago.

Una vez pasado un tiempo prudencial en el que la pareja deberá aceptar sus sentimientos y “dejarlos que fluyan” poco a poco, comienza a ver la ovodonación, donación de semen o adopción de embriones como las soluciones para cumplir su sueño de tener un hijo. Logra “reilusionarse” con la probabilidad de tener a su bebé. Es entonces cuando se encuentra ya preparada para comenzar con alguna de las varias opciones que brinda la reproducción asistida.

Además, en este caso la ciencia está a nuestro favor. Recientes estudios han demostrado que la madre es capaz de modificar genéticamente la expresión de los genes del embrión en las primeras semanas de gestación, en un proceso que se explica por la nueva disciplina que es la “epigenética”. Es decir que el vínculo entre madre e hijo, durante la gestación es tan íntimo que esa interrelación condiciona la expresión genética de ese niño. De ese modo sucede ya con los propios hermanos de los mismos padres pues no todos son idénticos ni física ni psicológicamente a pesar de proceder de los gametos de ambos padres.

En todo caso, todos los pacientes de Zygos, hayan pasado o no por un duelo genético, coinciden en afirmar que, cuando logran tener a sus hijos en brazos, se les olvida todo el tratamiento de reproducción asistida y los sentimientos de frustación que pudieron sufrir en algún momento del proceso.

Infografía Donación de Óvulos

Los óvulos son células que las mujeres tienen en sus ovarios. Su fecundación puede dar lugar a embriones. En cada ciclo menstrual empiezan a madurar varios pero solamente uno completa ese proceso. Con la donación de estos óvulos, permites que puedan tener hijos parejas y mujeres solas que no pueden utilizar sus propios óvulos cuando se someten a Tratamientos de Reproducción Asistida (TRA).

Te dejamos una infografía sencilla en la que puedes ver el proceso de donación y recepción de óvulos. 

Además, puedes ver más información sobre donación y recepción de óvulos en estos enlaces:

http://blog.zygos.es/preguntas-frecuentes-sobre-la-donacion-de-ovulos/

http://blog.zygos.es/recepcion-de-ovulos/

Donación de óvulos